¿Se puede realizar un curriculum basado en el Aprendizaje por proyectos (PBL) y no morir en el intento?

Afortunadamente, los cambios metodológicos llegan a las aulas, lenta pero inexorablemente. Siempre he sido de la opinión de que la verdadera reforma que necesita la educación, o al menos, uno de sus elementos fundamentales, debe ser de tipo metodológico. Cambiar el tipo de enseñanza que, mayoritariamente, predomina en las aulas: de la clase magistral expositiva, centrada en el profesor y en los contenidos que el alumno/a debe memorizar y regurgitar en exámenes o aplicar para responder a preguntas  o actividades que intentan demostrar la “asimilación” de dichos contenidos, a un modelo abierto, participativo, colaborativo, centrado en el alumno/a y en el que el docente adquiere un nuevo rol, el de mediador de los aprendizajes de sus alumnos/as que son quienes construyen sus propios conocimientos en un ambiente creativo, innovador y motivador.

construccion del conocimiento indoloro

Sin embargo, tal necesario cambio no es percibido de igual manera por todo el profesorado, gran parte del cual no sólo lo que cree innecesario si no que, en caso de crítica, fracaso o error, el culpable es el “otro”, sea quien sea ese otro. De ahí que la decisión de cambiar proceda en la mayor parte de las ocasiones de instancias superiores y sea percibido por ese profesorado como otra injerencia más en su trabajo y la respuesta suele ser, también en un elevado porcentaje, esperar a que la tormenta amaine y creer que “ya se pasará la moda y volverán las cosas a su cauce natural“. En cierta manera, existe un miedo, muy fundamentado y real, al cambio y, quizás, es más cómodo, fácil o menos problemático nadar a favor de corriente que procurar actuar de forma autónoma, innovadora y creativa. En este sentido, me viene a la memoria una cita que leía hace poco de dos autores, Antonio Battro y P. J. Denham, quienes en su trabajo “Aprender hoy” (2003) escribían

En la educación actual se acepta con naturalidad (o con resignación) que “alguien” (del Ministerio, de la dirección escolar, o de cualquier otra parte) piense por nosotros, nos diga qué hacer, cómo, cuándo y dónde debemos enseñar y aprender. Preferimos seguir las reglas impuestas desde afuera que correr el riesgo de ser autónomos. Muchas veces aquellos docentes que dicen pensar lo contrario, al estar frente a un aula, obedecen ciegamente pautas convencionales sin fundamento y se cierran al mundo. Pero si los docentes no desarrollan un pensamiento crítico sobre sus propias acciones educativas, incluso sobre las más triviales, difícilmente podrán transmitirlo a los alumnos.

Pues bien, algunos y algunos compañeros/as optán por ser autónomos, por no cerrarse en sus aulas, por estar en continúa autocrítica y por buscar nuevas formas de mejorar su práctica docente y por ende, de propiciar un mejor aprendizaje en sus alumnos/as. Estos profesores/as nos enseñan que es posible otra forma de enseñar, otra manera de llevar a delante las clases, de verdaderamente innovar. En este sentido, diseñar un curriculum a partir del aprendizaje basado en proyectos es toda una iniciativa de creación e innovación, pero sobre todo, de apuesta por esas alternativas pedagógicas tan imprescindibles como necesarias.

Nuestro compañero Manuel J. Fernández Naranjo ha publicado en esta semana en el blog colaborativo “Tácticas” (otra magnífica iniciativa) una entrada en la que nos plantea el desarrollo de las competencias básicas en Ciencias Sociales a través del aprendizaje basado en proyectos (ABP/PBL) y que abarcarían los 4 cursos de Secundaria y que tendría los siguientes contenidos:

No es sólo una intervención puntual en un desarrollo tradicional del temario, si no una propuesta de cambio metodológico total. Mi reconocimiento a su propuesta y a su labor.

Junto a Manuel J. Fernández quisiera señalar el trabajo que está realizando Victor Marín Navarro y que junto a Rosa López Hernández, del IES Dos Mares de San Pedro del Pinatar (Murcia) nos exponen en el siguiente trabajo como llevan a cabo esta metodología en sus clases.

Me gustaría, igualmente, hacer mención en esta entrada, una vez más, de Ana Basterra, autora de un gran número de proyectos basados en esta metodología, y que en la siguiente presentación nos da las claves para comenzar a trabajar por proyectos.

Seguitemos haciendo mención de aquellas iniciativas que abunden en esta metodología y en esta apuesta por hacer “otra Escuela“.

Para aquellos/as que quieran estar al día en esta metodología, de las nuevas iniciativas al respecto, de nuevos proyectos, nuevas publicaciones, etc., recomiendo seguir las siguientes direcciones en Sccop.it (curación de contenidos). Seguro que hay más, pero estas son las que son sigo, principalmente:

About these ads

15 comentarios

  1. Buena entrada, Pepe. Con ejemplos, propuestas, realidades. Se puede, pero no está claro que se quiera. Dar el paso es arriesgado y difícil, pero estamos poniendo las bases.

    1. Gracias a ti por el trabajo que realizas y a todos/as aquellos/as que dan ese paso tan necesario. Saludos y buenas vacaciones.

  2. […] Afortunadamente, los cambios metodológicos llegan a las aulas, lenta pero inexorablemente. Siempre he sido de la opinión de que la verdadera reforma que necesita la educación, o al menos, uno de su…  […]

  3. Muchas Gracias . Esta información me será de mucha ayuda. Soy maestra de primaria que ha trabajado por proyectos pero aun no he abandonado el libro de texto.. Espero que estos contenidos nos ayuden a animarnos por fin a trabajar de otra manera y disfrutar más aun de esta profesión.
    Reyes Barea .

    1. Gracias por el comentario. En Primaria como en Secundaria es fundamental ir introduciendo estas metodologías tal y como, cada vez más, hacen ya en Educación Infantil. Las posibilidades son enormes. Recibe un cordial saludo y para lo que quieras, aquí estamos.

  4. Fantastico trabajo!!! Es reconfortante encontrar compañeros que comulgan con mis ideas.
    Un abrazo desde Mallorca
    http://www.esfusteret.blogspot.com

    1. Muchas gracias por el comentario y a vosotros/as por vuestro trabajo. Poco a poco, paso a paso. Saludos.

  5. Me alegra ver que desde Córdoba hay muchos profesionales que se toman en serio su trabajo y tratan de hacerlo cada dia mejor para una mejor preparación del alumnado. Creo que las TICs son unas potentes herramientas para poder lograr esto. Pero es complicado navegar contra corriente cuando muchos ni siquiera lo intentan o ponen trabas.
    En secundaria, sobre todo, podrían hacerse grandes cosas y sin embargo son tantas las horas que pierden por diferentes motivos… que al final a los propios chavales se les quita ilusión por la lectura, por aprender y conocer.
    Espero que poco a poco cunda el ejemplo y a pesar de todo sigan adelante iniciativas como las propuestas y que no sean la excepción.

    Tienes un seguidor nuevo, un abrazo.

    1. Muchas gracias por tu comentario. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Es complicado hacer el cambio metodológico pero cada día veo a más compañeros/as interesados en el tema y que desarrollan, en muchas ocasiones en silencio, un magnífico trabajo. En ello estamos.
      Saludos.

  6. […] Afortunadamente, los cambios metodológicos llegan a las aulas, lenta pero inexorablemente. Siempre he sido de la opinión de que la verdadera reforma que necesita la educación, o al menos, uno de sus elementos fundamentales, debe ser de tipo metodológico. Cambiar el tipo de enseñanza que, mayoritariamente, predomina en las aulas: de la clase magistral expositiva, centrada en el profesor y en los contenidos que el alumno/a debe memorizar y regurgitar en exámenes o aplicar para responder a preguntas o actividades que intentan demostrar la “asimilación” de dichos contenidos, a un modelo abierto, participativo, colaborativo, centrado en el alumno/a y en el que el docente adquiere un nuevo rol, el de mediador de los aprendizajes de sus alumnos/as que son quienes construyen sus propios conocimientos en un ambiente creativo, innovador y motivador.  […]

  7. […] ¿Se puede realizar un curriculum basado en el Aprendizaje por proyectos (PBL) y no morir en el inte… […]

  8. […] “ Afortunadamente, los cambios metodológicos llegan a las aulas, lenta pero inexorablemente. Siempre he sido de la opinión de que la verdadera reforma que necesita la educación, o al menos, uno de su…”  […]

  9. […] que los alumnos sean capaces de hacer y pensar. Antes de seguir, entrad en este artículo de José Moraga que expone cómo hacerlo para que nadie piense que es utópico (con el matiz de imposible en vez […]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

%d personas les gusta esto: