Publicado en Educación, General

101 medios para motivar: prácticas pedagógicas que favorecen el éxito (III).

school-1063558_960_720

Como hemos indicado en la entrada anterior, uno de los factores fundamentales del proceso de motivación del alumnado es, tiene que ser, el docente. Según A. McLean (citado por A. BONO en “Los profesores en las clases. Un estudio sobre las pautas de actuación docentes en el aula de primer año universitario desde la perspectiva motivacional”,  El Argonauta, Revista Digital de Educación y Ciencias Sociales, 2 (2), 2012, páginas 153-178, disponible aquí), su acción deriva de la interacción entre cuatro elementos clave: el compromiso, la estructura, el estímulo y los comentarios.

  • El compromiso, hace referencia a la implicación de los profesores en el aprendizaje de su alumnado, la capacidad de hacer ver y sentir que apoyan su aprendizaje, su sentido de la autoridad, sus emociones, la gestión de la relación con el alumnado, etc., vislumbran el compromiso del profesorado en clase.
  • La estructura significa la claridad con la que se presentan los objetivos de aprendizaje que permiten a los alumnos saber qué se espera de ellos. Se trata de establecer un equilibrio estable entre la autoridad del profesorado y la autonomía de los alumnos.
  • El estímulo, es decir, la capacidad de plantear acciones, actividades, proyectos que constituyen un cierto desafío o reto a la capacidad de los alumnos/as.
  • Los comentarios del docente son igualmente importantes, ya que proporcionan información (feedback) que posibilidad a los alumnos saber qué están haciendo y cómo están progresando en su aprendizaje. Estos comentarios deben ir en la línea de promover la responsabilidad en los estudiantes, el sentido de competencia, la autodeterminación y participación con los demás.

Finalmente, McLean incide en la importancia de las emociones en el proceso de motivación. Totalmente de acuerdo con él. Como ya indicamos, sin emoción no hay aprendizaje. Éste era uno de los elementos que Pintrich y Groot (Motivational and self‐regulated learning components of classroom performance. Journal of Educational Psychology, 82, 33‐40.1990) distinguían como componentes  motivacionales en las aulas junto al del valor y al de la expectativa. Pero aquí entramos en un terreno verdaderamente resbaladizo: la educación emocional, la educación de la afectividad, de los afectos, la inteligencia emocional. Y ésta es otra historia.

Para ir concluyendo, y a modo de resumen, siguiendo la propuesta inicial, para motivar al alumnado debemos incidir en los siguientes aspectos:

  1. Tipos de actividades
  2. Relación enseñante – estudiante
  3. Gestión de clase
  4. Evaluación de los aprendizajes.
  5. Prácticas de enseñanza.

En el último post, añadiremos algunas ideas sobre cada uno de estos puntos.

Y para finalizar el presente, incluyo una presentación de Père Marqués sobre este tema.

Publicado en Didáctica, General, Historia

Percepción del alumnado sobre la enseñanza y el aprendizaje de la Historia.

En el último número de la revista eCO del CEP de Córdoba, reseñado en la anterior entrada, hemos incluido un artículo realziado por los profesores del IES El Tablero de Córdoba, Antonio Capdevila y José Manuel Lara y por mí. En este artículo hemos presentado una investigación llevada a cabo en dicho centro sobre la percepción que el alumnado tiene sobre la enseñanza y el aprendizaje de la historia como asignatura escolar. Este trabajo tuvo su origen en la lectura de un artículo firmado por Pilar Guirao Rubio titulado “Técnicas y hábitos de estudio de la asignatura de Historia en Secundaria y Bachillerato” (2013) quien mediante el uso de una encuesta al alumnado de Secundaria y Bachillerato de un centro educativo de Alicante, estableció determinadas pautas de comportamiento de dicho alumnado respecto al estudio de la asignatura de Historia. Esta autora concluyó que:

 “el uso de métodos y hábitos que faciliten la asimilación de conocimientos históricos va en aumento conforme los alumnos van ascendiendo de nivel, de modo que los  alumnos de 1º de la ESO mantienen una línea de aprendizaje heredera de su etapa en el colegio, mientras los estudiantes de 4º de la ESO y sobre todo de 2º de Bachillerato presentan una metodología de estudio más marcada que les otorga una mayor autonomía en su proceso asimilación de la información histórica”.
Basándonos en este planteamiento, quisimos comprobar la percepción que el alumnado del IES El Tablero de Córdoba tenía respecto a nuestra asignatura.
En este artículo se incluye el cuestionario que utilizamos, más denso y completo que el de referencia, así como el resultado del mismo. El estudio no acaba con este artículo, ya que nuestra idea es extenderlo a otros centros y extraer conclusiones válidas sobre el mismo.
Los resultados son muy interesantes y debatiremos sobre ellos en otras entradas. Recomendamos su lectura y, por supuesto, agradecemos todas las aportaciones que se quieran hacer al mismo. Todos los datos pueden consultarse en el mismo artículo.
Publicado en Didáctica, Historia

La Historia Moderna y la Enseñanza Secundaria

Imagen1

Los próximos 4 y 5 de noviembre tendrá lugar un interesante congreso en Murcia. Se trata del II Congreso Nacional de Historia Moderna y Educación Secundaria, con el subtítulo “Perspectivas didácticas y de investigación“. se puede descargar el tríptico desde el siguiente enlace.

El objetivo fundamental de este congreso es fomentar la colaboración entre docentes e investigadores del ámbito universitario y de la Educación Secundaria, con una doble temática:
1.- Investigando la historia moderna desde los centros de enseñanza secundaria
2.- Enseñando historia moderna en los Institutos de Educación Secundaria.

La temática objeto del congreso es, sin duda, de gran interés para el profesorado de CC.SS. dado el estado de su enseñanza. En este sentido y para un análisis de la situación de la historia Moderna en Secundaria, recomiendo la lectura del artículo del profesor Cosme J. Gómez Carrasco (Universidad de Murcia) “Pensamiento histórico y contenidos disciplinares en los libros de texto. Un análisis exploratorio de la Edad Moderna en 2º de la ESO” (Texto completo), en el que analiza las propuestas contenidas en 3 manuales de 2º de ESO. sus conclusiones son interesantes. Destacamos las siguientes:

  • Los libros de texto siguen presentando una visión lineal del pasado, generalmente poco actualizada con las investigaciones actuales, y las actividades que se proponen requieren del alumnado escasas habilidades de pensamiento histórico.
  • Las actividades propuestas en estos textos se basan principalmente en la repetición de conceptos, hechos, fechas y datos concretos. Según el autor, “la reflexión sobre los procesos históricos es escasa, no existen actividades de empatía o perspectiva histórica de una forma compleja, apenas se les exige redacciones amplias ni ejercicios de ensayo que requieran de los
    alumnos habilidades narrativas sobre el pasado”.
  • La utilización casi exclusiva del manual en el aula de Secundaria no asegura una correcta alfabetización histórica del alumnado.

La solución que nos presenta el autor ante estos problemas es “cambiar la forma de presentar los contenidos por parte de los manuales y las actividades formativas“. Estoy de acuerdo, en parte, con esta solución, aunque personalmente, iría más lejos: eliminar los libros de textos o, al menos, reducir su protagonismo al mínimo, no ser el eje conductor de las clases, sino un apoyo puntual, en todo caso.

Igualmente, aporta otra posible solución a estas circunstancias: “la búsqueda de temáticas relevantes para el alumnado, y que muestren al conocimiento histórico como un saber necesario para abordar los problemas sociales del presente y del futuro”. Y en esto si estoy de acuerdo, si bien debemos partir de las inquietudes del alumnado, de sus intereses para reconducirlos hacia el estudio de las raíces históricas de esos problemas, fomentando su espíritu crítico, su curiosidad, su capacidad de análisis, sus competencias personales, en definitiva.

Estos problemas no son exclusivos de la Historia Moderna. Los podemos rastrear en todas las disciplinas del ámbito, Arte, Geografía, Historia, Economía, etc. Debemos de cambiar la perspectiva si queremos que nuestra área sea realmente útil para la formación del alumnado actual.

Publicado en Didáctica, General, Geografía, Historia, Jornadas

I Encuentro de Docentes de Ciencias Sociales

Por iniciativa de nuestros compañeros José Luis Redondo y, sobre todo, de Manuel J. Fernández Naranjo, se ha convocado el I Encuentro de Docentes de Ciencias Sociales en la localidad sevillana de Lebrija. Se trata de un encuentro en el que profesores y profesoras de Ciencias Sociales intercambien ideas, se hable de metodologías activas (aprendizaje por proyectos, aprendizaje invertido, proyectos colaborativos), experiencias y proyectos comunes que giren en torno a la necesaria renovación de la enseñanza y aprendizaje de nuestro ámbito. Es una idea cargada de ilusión, de ganas por hacer otras cosas diferentes, por otras maneras de enseñar y transmitir las Ciencias Sociales.

El encuentro tendrá lugar el próximo 4 de octubre y esperemos contar con el mayor número posible de asistentes. Para más información (formulario de inscripción, programa, etc.) se pueden dirigir al blog creado por el promotor del Encuentro (aquí).

 

Publicado en Didáctica, General, Recursos

Más de 100 ideas para enseñar historia.

Seguramente, todos/as los docentes hemos experimentado alguna vez la sensación de no saber ya qué inventar para motivar a los alumnos y alumnas. En ocasiones, te faltan recursos, ideas para preparar las clases, hacerlas más motivantes, menos rutinarias, algo totalmente necesario tanto para el alumnado como para el profesorado. Precisamente este es el objetivo del libro que presentamos: “Más de 100 ideas para enseñar historia” de Julia Murphy, editado por Grao en 2011 y adaptado a España por Ramón López Facal. Se trata de un listado de ideas que abarcan múltiples temáticas (cronología, tic’s, juegos, arqueología, etc.) y tiempos (ideas para comenzar las clases, durante, para finalizar), ideas para fomentar la creatividad, el pensamiento crítico, etc. No se trata de aplicar una metodología innovadora de manera sistemática, ni, como indica Facal, “no es un tratado de pedagogía o de didáctica“,  sino que es un catálogo de ideas para aplicar a las clases, preferiblemente para Secundaria, un manual de urgencia para los momentos en que no se nos ocurra nada. Pero, hay que tener presente, que no es un listado de ocurrencias sin más: detrás de estas propuestas hay metodologías bien elaboradas, contrastadas y, por lo tanto, garantiza el éxito de las clases. El aula será la que, al final, determinará el mejor método que debemos aplicar en cada momento pero siempre es bueno tener estas ideas a tu disposición.