Publicado en Educación, General, Innovación educativa

Sobre el proceso de elección de los directores y directoras de los centros educativos.

Hace algunos días los asesores y asesoras de los CEP  hemos participado en el proceso de elección de los directores/as de los centros educativos de Andalucía. Después de varios años sin realizarse este proceso por retrasos en la publicación de la normativa, han sido más de 200 los centros que han pasado por este proceso electivo solamente en Córdoba, más de 1800 en toda la comunidad. El proceso, después de este espera, podría haber salido mejor, pero no, nada de eso. La Unión Sindical de Inspectores de Educación (USIE) lo califica de desastroso por los incontables errores detectados, desde la propia normativa a la tramitación en Séneca. Totalmente de acuerdo. Pero es más, en lo que a nosotros nos afecta como asesores de formación, el proceso ha sido bastante chapucero. La participación de los asesores y asesoras ha sido vista, en general, como algo muy positivo: podíamos intervenir en un importante proceso que incumbe, nada más y nada menos, que a la elección de la dirección de los centros educativos. Podíamos participar desde el conocimiento que nos da la cercanía al profesorado y a los centros y resaltando la importancia que hay que reconocer a la formación del profesorado como factor clave para desarrollar procesos de innovación y mejora. En la convocatoria nos citaban, no como asesores, si no como personal de la administración educativa. No se visibilizaba nuestra función. Pero es más, no participábamos en los centros de referencia propios si no en los que se nos asignaban en función de criterios ajenos a nuestra función, como podían ser las zonas de inspección o el reparto equitativo de centros entre inspectores. De esta manera resultamos convocados a centros que no conocíamos ni podíamos intervenir en algunos de los que somos referentes. A esto habría que sumar el desigual reparto de centros (compañeros y compañeras con 8 centros, 6, 5, 3 o uno). Y ahora para concluir el proceso, nos encontramos con un sin número de reclamaciones que hacen peligrar el proceso o lo retardan con los consiguientes perjuicios para toda la comunidad educativa.

La base del proceso de elección estaba en la evaluación del “proyecto de dirección”. En los centros en los que he participado y, por lo que he oído, en una gran mayoría de ellos, la calidad de dichos proyectos de dirección no era como para tirar cohetes. Y eso a pesar del curso sobre dirección que han realizado los candidatos y candidatas. Errores ya no sólo formales si no de contenido y planteamiento: mala definición de objetivos, algunos de ellos poco concretos, difíciles de enfocar, con indicadores de seguimiento mal planteados, escasa referencia a las estrategias de implantación de las competencias clave, poca presencia de los procesos de formación e innovación, escasa referencia a las prácticas y metodologías de aula, debilidad del proceso de evaluación y seguimiento del proyecto, etc. Lo más destacado (menos mal) el conocimiento de los centros. En muchas ocasiones, estos proyectos de dirección parecen más un “pacto de no agresión” entre docentes (asentados en su zona de confort) y un candidato a la dirección que se siente un docente más y que no quiere remover mucho el avispero. Por consiguiente, los proyectos de dirección no pasan de ser una mera declaración de intenciones y un “sálvese lo que se pueda y tiremos para adelante“, muy lejos de lo que hoy debe ser una dirección actual de centros educativos. Y digo esto con la convicción de que, seguramente, se han presentado excelentes proyectos.

Personalmente, considero esencial la realización de un buen proyecto de dirección, independientemente del propio proceso, la falta de competencia  o el ambiente en el que se presente. Este proyecto debe ser la clave sobre la que se fundamente todo el trabajo  de la comunidad escolar, especialmente, el profesorado, de cara a la mejora del centro. En este aspecto, la formación del profesorado debe ser un elemento crucial ya que la puesta en práctica de muchos de los objetivos de mejora que se propongan deben llevar consigo un proceso de formación en el propio centro. Es el caso del cambio metodológico, el desarrollo de las competencias clave o la innovación educativa. De nada sirve la formación individual del profesorado en estos aspectos tan importantes para el centro. Es preciso poner en marcha formación en centro de impacto efectivo. En este sentido la labor de la dirección es primordial. Es aquí cuando se habla de “liderazgo pedagógico” de la dirección que vendría a complementar los otros aspectos del liderazgo educativo como son el organizativo y el de gestión. El liderazgo pedagógico es fundamental para la transformación y mejora de los centros. Además, entre los expertos del tema, ya no se habla tanto de la figura del director/a como “líder” sino de “liderazgo de la dirección”, subrayando la necesidad de asociar, involucrar, aglutinar a la mayor parte posible de miembros de la comunidad educativo en la consecución de unos objetivos comunes propuestos. Es un liderazgo compartido, nada autoritario, democrático, participativo y empático. Se trata de crear equipos directivos. Esta función de liderazgo pedagógico se encuentra consagrada por la propia LOMCE. 

Sobre este aspecto del liderazgo de los equipos directivos, me gustaría recomendar el siguiente vídeo de una conferencia de la doctora Beatriz Pont, analista de políticas educativas de la OCDE y experta en liderazgo escolar, en Educaixa (descargar resumen).

En definitiva,creo que es necesario revalorizar y resaltar la importancia del proyecto de dirección, que pase de ser un mero documento administrativo a un elemento esencial del proceso de cambio y mejora de los centros. Es preciso insistir en la necesidad de incluir aspectos esenciales como un buen diagnóstico de la situación del centro, para, a partir de aquí, determinar los objetivos de mejora, realistas, concretos, alcanzables, priorizados y medibles; incluir un buen plan de formación que sirva para desarrollar efectivamente los objetivos propuestos y, siempre que se posible, bajo la modalidad de formación en centros y, finalmente, debe incluir un buen plan de seguimiento y evaluación del proyecto con indicadores de calidad bien definidos, medibles y evaluables.

Anuncios
Publicado en Educación, Revistas Educativas

Asesoramiento educativo

Como viene siendo ya tradición, coincidiendo con el Día del Libro, acabamos de publicar el número 15 de la revista eCO del CEP de Córdoba. Este número, además de sus secciones habituales de artículos, experiencias, reseñas, presenta un monográfico dedicado al asesoramiento educativo. Éste es uno de los temas que más nos ha costado centrar a la hora de prepararlo. El asesoramiento educativo tiene ya una larga vigencia en nuestro país, casi cinco décadas y, sin embargo, aún no se ha definido en su plenitud ni desarrollado con debía esperarse. Asesoramiento es colaboración, acompañamiento, apoyo, trabajo conjunto con el profesorado para lograr conseguir los objetivos que nos proponemos. Es la imagen poética que nos propone Miguel Calvillo en la editorial. Y, aunque puedan existir muchas formas de entender el asesoramiento, nosotros nos inclinamos por el de ayuda y apoyo al profesorado, actitud que debe surgir del entendimiento y la confianza mutua entre ambas partes.Y sin embargo, aún no se siente así ni entre los asesores/as ni entre los asesorados/as.

En este monográfico intentamos cubrir todos los aspectos que creíamos imprescindibles a la hora de hablar de asesoramiento educativo, tales como el concepto de asesoramiento, las relaciones entre asesores y asesorados/as, la formación de los asesores/as, el alcance del asesoramiento en diversos aspectos, las competencias del asesor/a, la vinculación entre formación y asesoramiento, etc. Hemos intentado que el resultado sea lo más completo posible. En algunos puntos, creemos, si lo hemos conseguido; en otros no lo hemos logrado.

En lo que a las CC.Ss. se refiere, el número incluye tres artículos muy interesantes. El artículo de Manuel Toribio García titulado “Un ejemplo de microhistoria: los Tres Reyes S. L. de Córdoba”, en el que nos describe el devenir de una empresa familiar cordobesa, un ejemplo de microhistoria que podemos trabajar en clase. Por otro lado, los profesores del IES Averroes (Córdoba) Josefa Cobos Maroto y José Ramón Pedraza Serrano exponen su proyecto de ABP titulado “Proyecto Río (Guadalquivir): Contextualizar un entorno natural y urbano“. Finalmente, José Ramón Pedraza Serrano presenta una experiencia titulada “El documental ético: recurso procedimental, evaluación y pensamiento crítico“, ejemplo de como podemos trabajar un documental como base para desarrollar el pensamiento crítico entre su alumnado.

Esperamos que este número sea del interés de sus posibles lectores. Queremos agradecer a todos/as aquellos/as que han colaborado en este número su trabajo gracias al cual tenemos un monográfico  y un número en general, bastante interesante.

Publicado en Didáctica, Educación, Innovación educativa

X Jornadas de Intercambio de Experiencias en Ciencias Sociales.

El próximo sábado 5 de mayo celebraremos la X edición de las Jornadas de Intercambio de Experiencias Didácticas en Ciencias Sociales, Geografía, Historia e Historia del Arte. Como podemos ver en el programa, vamos a contar con 15 experiencias muy diversas y de gran interés, con una temática de lo más variado que va desde la investigación histórica, el uso de las TIC, los REA, la gamificación, el debate crítico, proyectos departamentales, cartografía, itinerarios didácticos, patrimonio, poesía, …. El abanico de experiencias es muy amplio y en esta edición ha superado el marco provincial ya que contaremos con la presencia de Virginia Capilla quien, junto a su compañero del IES Las Lagunas de Mijas, Antonio Jesús García, nos hablará del desarrollo de los recursos educativos en abierto en su centro. todas las aportaciones son siempre bienvenidas.

Como viene siendo tradicional, comenzaremos la Jornada con una ponencia a cargo de compañeros de fuera de la provincia, en este caso, contaremos con Carmen Fernández y José Manuel Gil, del IES Juan de Mairena de Mairena del Aljarafe (Sevilla) que, junto a otros compañeros/as, están desarrollando un interesante proyecto interdisciplinar, Proyecto 42, que tiene a la inclusión, el diálogo y la interacción, como sus señas de identidad. Nos hablarán de cómo surgió la idea y de cómo ha ido evolucionando hasta el presente.

Me gustaría agradecer todas las aportaciones que a lo largo de esta década se han ido realizando, más de 100, pero sobre todo la persistencia en el tiempo de gran parte de los compañeros/as que intervienen y han intervenido en ellas. Con alguna ausencia destacada, que esperemos sea sólo circunstancial, ya son 10 años de intercambio de experiencias, de aportaciones a la mejora de nuestra práctica docente, de convivencia, de conexión , de compartir nuestra pasión que no es sino la enseñanza de las CC.SS. A todos ellos y ellas y a los que no han podido asistir, muchas gracias por vuestro esfuerzo y ejemplo.

Finalmente, indicar que esta edición queremos dedicarla a nuestro compañero Paco García Rueda que hace unos meses, lamentablemente, nos dejó. También él creyó y participó en ellas.

Dentro de unos días haremos público el cartel de esta edición.

Publicado en Competencias, Didáctica, Educación, General

Cómo medir las competencias por Carles Monereo.

Dentro de la 7ª edición del programa EDUCAR PARA EL FUTURO, organizado por la Fundación Ibercaja, en la que entre enero y mayo de este año, acoge a un buen número de conferencias sobre educación (ver este enlace), entre las que me gustaría recomendar la impartida por el profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona, Carles Monereo titulada “Métodos de evaluación. Cómo medir las competencias“. La evaluación es uno de los aspectos más espinosos en la enseñanza por competencias y, a pesar de ello, es el componente esencial para innovar en educación y poder cambiarla, según Monereo. Y no se trata de empezar por el final, como cabría pensar y como tradicionalmente se ha realizado, si no todo lo contrario: la evaluación debería ser lo primero que tengamos en cuenta. El profesor Monereo parte de un axioma fundamental: dime como evalúas y te diré como aprenden tus alumnos/as. La importancia de la evaluación en el proceso de enseñanza y aprendizaje se puede apreciar en los siguientes efectos:

  1. Sirve para marcar los puntos de salida y de llegada.
  2. Determina el qué y el cómo aprende el alumno/a.
  3. Determina la forma como enseña el profesor/a.
  4. Ofrece indicadores sobre la forma de enseñar y aprender.
  5. Puede promover la interdisciplinariedad.
  6. Es motivante.

Para llegar a evaluar competencias es preciso partir del concepto de competencias, que lo resume, básicamente en esta imagen:

Lo más importante para Monereo en este tema no es tanto las diferentes competencias que existen o puedan existir, sino los problemas que el alumno/a puede resolver. La cuestión es plantearse cuáles son esos problemas prototípicos que un ciudadano puede resolver en su vida cotidiana y eso debe ser lo que debamos enseñar. Efectivamente, uno de los problema que destaca en la enseñanza obligatoria es que, según los profesores/as, el alumno/a debe terminar esta etapa siendo historiador, economista, matemático, químico, biólogo, lingüista, etc. ya que, para el profesor/a de Secundaria lo importante es su materia. Es un grave error: el alumno debe terminar la Secundaria siendo ciudadano.

Después de analizar las condiciones que una actividad tiene que tener para ser competencial, que podemos ver en la siguiente imagen,

pasará a analizar los tipos de pruebas que se pueden implementar: pruebas de pensamiento, estudios de casos, ABP, aprendizaje servicio, etc. y deducir los aspectos o dimensiones que tienen que tener las pruebas de evaluación para ser competenciales. Son los siguientes:

Resulta muy interesante también el decálogo que establece sobre el evaluador competente:

Y, finalmente, establece un paralelismo entre la cultura del test, la tradicional, y la cultura de la evaluación auténtica, competencial:

En definitiva, una conferencia muy interesante, recomendable y que nos puede servir para reflexionar sobre el importante, crucial papel que tiene la evaluación en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Otra cosa bastante diferente es el plasmar estas reflexiones en una programación y llevarla a la realidad del aula, evaluar competencias y materias no es nada sencillo dada la normativa vigente.

Vídeo de la conferencia:

 

Publicado en Educación, Historia, Recursos

Día Internacional de la Mujer

En el Día Internacional de la Mujer me gustaría realizar dos recomendaciones, de las muchas que podrían realizarse y que seguramente encontraremos hoy, de recursos para trabajar en clase esta temática. Por un lado, la página  esglobal.org dedicada a temas de política, economía e ideas, presenta un monográfico dedicado a este día con diversos artículos sobre el papel de la mujer en el mundo actual y en diferentes situaciones y espacios, desde la situación de discriminación de la mujer en Israel, la falta de herederas de las dirigentes latinoamericanas, mujeres científicas, empresarias, las mujeres y su relación con recursos como el agua, las refugiadas, la mujer en diversos países y situaciones, etc. Son artículos de mucho interés que nos pueden dar una visión amplia y geopolítica de la situación de la mujer en el mundo actual.

El segundo recurso apareció ayer en el diario El País titulado “Once casos sangrantes en que los hombres borraron de la historia a mujeres excepcionales” en el que se narran once casos de mujeres (Penélope, Olympe de Gouges, Fanny Mendelssohn, Rosalin Flanklin, María Teresa León, Alexandra Kollontai, etc.) que fueron olvidadas, marginadas, apartadas o traicionadas por hombres, lo que les impidió pasar a la Historia con todos sus merecimientos. Son once casos de los muchos que podíamos trabajas.

Más información de El País sobre el Día Internacional de la Mujer.