Publicado en General, Geografía, Innovación educativa

Enseñanza y aprendizaje de la Geografía para el siglo XXI

La Universidad de Alicante acaba de publicar el libro “Enseñanza y aprendizaje de la Geografía para el siglo XXI“, obra editada por  Rafael Sebastiá Alcaraz y Emilia María Tonda Monllor. El libro está destinado al alumnado de formación inicial de Magisterio y del máster de profesores de secundaria e, igualmente, tal y como se indica en la presentación del mismo, atiende a la necesidad de los docentes en activo por renovarse y actualizarse. Está estructurado en cuatro capítulos:

  • En el primero, se recoge el currículo oficial de Geografía tras la implantación del Espacio Europeo de Educación Superior.
  • En el segundo, se analizan diversas metodologías de reciente implantación en la enseñanza de la Geografía. Interesa la aportación realizada por Xosé Manuel Souto.
  • En el tercero, Jorge Olcina, profesor de la Universidad de Alicante, presenta varias propuesta de enseñanza de la Geografía Física, concretamente de la climatología.
  • Finalmente, en el capítulo IV se estudian las TIC en el proceso de enseñanza del conocimiento geográfico, con un interesante artículo de Isaac Buzo sobre la integración de la información en el aprendizaje geográfico.

Echamos en falta aspectos metodológicos innovadores tales como el ABP, flipped classroom, ludificación, etc. que están aplicándose con resultados bastante positivos en la enseñanza y aprendizaje de la Geografía. Es de suponer que no se pretende recoger todo lo que de innovación hay en este proceso, tanto conceptual como metodológicamente, pero si que nos puede servir para tomar contacto con algunos planteamientos que desde la Universidad se lanzan al resto de los niveles educativos con mayor o menor acierto.

Anuncios
Publicado en Educación, General

101 medios para motivar: prácticas pedagógicas que favorecen el éxito (III).

school-1063558_960_720

Como hemos indicado en la entrada anterior, uno de los factores fundamentales del proceso de motivación del alumnado es, tiene que ser, el docente. Según A. McLean (citado por A. BONO en “Los profesores en las clases. Un estudio sobre las pautas de actuación docentes en el aula de primer año universitario desde la perspectiva motivacional”,  El Argonauta, Revista Digital de Educación y Ciencias Sociales, 2 (2), 2012, páginas 153-178, disponible aquí), su acción deriva de la interacción entre cuatro elementos clave: el compromiso, la estructura, el estímulo y los comentarios.

  • El compromiso, hace referencia a la implicación de los profesores en el aprendizaje de su alumnado, la capacidad de hacer ver y sentir que apoyan su aprendizaje, su sentido de la autoridad, sus emociones, la gestión de la relación con el alumnado, etc., vislumbran el compromiso del profesorado en clase.
  • La estructura significa la claridad con la que se presentan los objetivos de aprendizaje que permiten a los alumnos saber qué se espera de ellos. Se trata de establecer un equilibrio estable entre la autoridad del profesorado y la autonomía de los alumnos.
  • El estímulo, es decir, la capacidad de plantear acciones, actividades, proyectos que constituyen un cierto desafío o reto a la capacidad de los alumnos/as.
  • Los comentarios del docente son igualmente importantes, ya que proporcionan información (feedback) que posibilidad a los alumnos saber qué están haciendo y cómo están progresando en su aprendizaje. Estos comentarios deben ir en la línea de promover la responsabilidad en los estudiantes, el sentido de competencia, la autodeterminación y participación con los demás.

Finalmente, McLean incide en la importancia de las emociones en el proceso de motivación. Totalmente de acuerdo con él. Como ya indicamos, sin emoción no hay aprendizaje. Éste era uno de los elementos que Pintrich y Groot (Motivational and self‐regulated learning components of classroom performance. Journal of Educational Psychology, 82, 33‐40.1990) distinguían como componentes  motivacionales en las aulas junto al del valor y al de la expectativa. Pero aquí entramos en un terreno verdaderamente resbaladizo: la educación emocional, la educación de la afectividad, de los afectos, la inteligencia emocional. Y ésta es otra historia.

Para ir concluyendo, y a modo de resumen, siguiendo la propuesta inicial, para motivar al alumnado debemos incidir en los siguientes aspectos:

  1. Tipos de actividades
  2. Relación enseñante – estudiante
  3. Gestión de clase
  4. Evaluación de los aprendizajes.
  5. Prácticas de enseñanza.

En el último post, añadiremos algunas ideas sobre cada uno de estos puntos.

Y para finalizar el presente, incluyo una presentación de Père Marqués sobre este tema.

Publicado en Educación, General, Innovación educativa, TIC

La innovación pendiente.

Acaba de publicarse el último trabajo de Cristóbal Cobo (investigador del Instituto de Internet de la Universidad de Oxford, y actual director del Centro de Estudio de la Fundación Ceibal) titulado  “La innovación pendiente. Reflexiones (y provocaciones) sobre educación, tecnología y conocimiento“. En esta nuevo libro su autor nos plantea un nuevo enfoque sobre la educación, explorando nuevas formas de valorar y reconocer el conocimiento, tanto dentro como fuera del aula. El libro nos plantea una serie de cuestiones, ideas, pistas, relacionados con estos tres ejes esenciales de nuestro mundo. Nos habla de los nuevos modelos de aprendizaje emergentes frente al sistema tradicional, de la importancia de las tecnologías en la vida social de las personas, de su relación con el conocimiento y la educación (¿ligada a la tecnología o a las nuevas formas de entender el conocimiento?). Critica esa visión tecnopositiva o proteconológico según la cual a más tecnología, más aprendizaje y mejor preparación. Aporta ideas muy interesantes igualmente sobre la relación entre las personas y las nuevas tecnologías, llegando a abogar por una cierta desobediencia tecnológica en algunos aspectos para fomentar las relaciones interpersonales.

El libro se estructura en cuatro capítulos, a saber:

1. Inteligencia artificial y desobediencia tecnológica. Se plantea nuestra relación con la información, el boom de la inteligencia artificial, la creación de conocimiento y las competencias digitales.
2. La triangulación entre contenido, contenedor y contexto (incide en el tercer elemento, el contexto, clave en la relación entre la sociedad y la tecnología). en este capítulo se critica esa premisa posmoderna según la cual a mas  tecnología mayores resultados educativos. Se analiza el término ciudadanía digital y se destaca la importancia del contexto en esa triangulación que analiza.
3. Multialfabetismos para nuevos ecosistemas de creación y colaboración. Destacamos el análisis que realiza del concepto antidisciplina y plantea una mentalidad más global e interdisciplinar)
4. Nuevas formas de evaluar: la innovación pendiente. Se analiza las tensiones generadas en el mundo educativo debido a  la digitalización creciente, los multialfabetismos y los nuevos escenarios del conocimiento. Plantea la necesidad de crear nuevos instrumentos para evaluar y visibilizar el conocimiento.

Para finalizar y a manera de conclusiones expone ocho cualidades críticas que debemos desarrollar y explorar  mediante esos nuevos instrumentos:

1. Capacidad de crear conocimiento
2. Sentido de ciudadanía digital.
3. Mentalidad global.
4. Capacidad de aprender de manera flexible.
5. Instinto de autoexploración
6. Habilidad para el aprendizaje colaborativo.
7. Multialfabetismo
8. Capacidad para desempeñarse como un artesano digital.

Desde luego, este es un libro para pensar y repensar el futuro de la educación, una educación que no tiene por que estar dependiente de la tecnología, usada de una manera, en ocasiones, difusa y contradictoria, si no más bien conversacional, dialógica y colaborativa. Precisamente aquí reside la innovación pendiente, el gran desafío de la educación actual, que no puede limitarse al uso que los docentes hacen de las nuevas tecnologías en el aula, sino que tiene que ser algo de mayor calado, esto es, crear espacios que favorezcan la construcción de saberes que vayan más allá de lo que proponen los curricula, las asignaturas tradicionales, los sistemas de calificación al uso.

El libro se puede descargar en formato pdf y, como indica el propio autor, está hecho para debatirlo, deconstruirlo y reconstruirlo entre los lectores. Una aportación imprescindible para el debate sobre la educación y el aprendizaje.

A continuación incluye el vídeo de presentación del trabajo,

Y un debate en vídeo sobre este libro.

Tendremos ocasión de profundizar más en este libro esencial y, sin duda, de referencia.

Publicado en Didáctica, Educación, General

Las diez claves de la neurociencia para mejorar el aprendizaje.

Recomiendo el artículo de IGNACIO MORGADO BERNAL,  catedrático de Psicobiología de la Universidad Autónoma de Barcelona y autor de Aprender, recordar y olvidar: Claves cerebrales de la memoria y la educación (Barcelona: Ariel, 2014). aparecido en el periódico El País el 4 de noviembre de 2015 sobre las claves que aporta la neurociencia para la mejora del aprendizaje. Se trata de unos sencillos procedimientos avalados por la investigación reciente en neurociencia y psicobiología, que pueden tener, como se indica en el artículo, su versión particular en cada nivel y contexto educativo.

Se puede oír, en versión podcast, a  cargo de la maestra y formadora Pilar Soro en este enlace.

Publicado en Didáctica, General, Historia

Percepción del alumnado sobre la enseñanza y el aprendizaje de la Historia.

En el último número de la revista eCO del CEP de Córdoba, reseñado en la anterior entrada, hemos incluido un artículo realziado por los profesores del IES El Tablero de Córdoba, Antonio Capdevila y José Manuel Lara y por mí. En este artículo hemos presentado una investigación llevada a cabo en dicho centro sobre la percepción que el alumnado tiene sobre la enseñanza y el aprendizaje de la historia como asignatura escolar. Este trabajo tuvo su origen en la lectura de un artículo firmado por Pilar Guirao Rubio titulado “Técnicas y hábitos de estudio de la asignatura de Historia en Secundaria y Bachillerato” (2013) quien mediante el uso de una encuesta al alumnado de Secundaria y Bachillerato de un centro educativo de Alicante, estableció determinadas pautas de comportamiento de dicho alumnado respecto al estudio de la asignatura de Historia. Esta autora concluyó que:

 “el uso de métodos y hábitos que faciliten la asimilación de conocimientos históricos va en aumento conforme los alumnos van ascendiendo de nivel, de modo que los  alumnos de 1º de la ESO mantienen una línea de aprendizaje heredera de su etapa en el colegio, mientras los estudiantes de 4º de la ESO y sobre todo de 2º de Bachillerato presentan una metodología de estudio más marcada que les otorga una mayor autonomía en su proceso asimilación de la información histórica”.
Basándonos en este planteamiento, quisimos comprobar la percepción que el alumnado del IES El Tablero de Córdoba tenía respecto a nuestra asignatura.
En este artículo se incluye el cuestionario que utilizamos, más denso y completo que el de referencia, así como el resultado del mismo. El estudio no acaba con este artículo, ya que nuestra idea es extenderlo a otros centros y extraer conclusiones válidas sobre el mismo.
Los resultados son muy interesantes y debatiremos sobre ellos en otras entradas. Recomendamos su lectura y, por supuesto, agradecemos todas las aportaciones que se quieran hacer al mismo. Todos los datos pueden consultarse en el mismo artículo.