Publicado en Didáctica, Geografía

La inevitable crisis entre Didáctica y Geografía.

En un reciente artículo escrito por Sofia García-Bullé en el Observatorio de Innovación Educativa de Monterrey (México) se hace una interesante aportación sobre la necesidad de introducir ciertos cambios en el proceso de enseñanza y aprendizaje de la Geografía, especialmente, en la cuestión de los contenidos. En su artículo, titulado “Didáctica y Geografía: una crisis silenciosa“, la autora parte de un estudio de la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS) del Departamento de Trabajo de los EE.UU.  según el cula, la demanda de especialistas en tecnología geoespacial, SIG, cartografía y fotogrametría en el período 2014-2024 crecerá un 29%, siendo una de las 20 ocupaciones de mayor crecimiento en ese país. El problema, y lo resalta perfectamente la autora, es que el sistema educativo no está preparando adecuadamente a los estudiantes para afrontar esta demanda. Aunque lo limita al caso particular de México, bien podíamos extenderlo a otros países y, entre ellos, al nuestro.

La Geografía que se imparte en los niveles iniciales y medios no es la que se precisa en el mercado laboral. Salvo algunas excepciones, rara vez se habla -y menos se utilizan- de los sistemas de información geográfica, teledetección, cartografía, etc. Trabajos como los de Isaac Buzo y algunos otros, son realmente, excepción, en un panorama que poco ha evolucionado respecto a la Geografía que se enseñaba hace 30 ó 40 años. Siguen siendo los mismos contenidos, los  mismos procedimientos y las mismas actitudes (por utilizan la antigua pero atinada terminología pedagógica). Si a ello sumamos la escasez de profesorado con formación geográfica, el círculo de la ineficiencia se cierra. Desde la didáctica de la Geografía se alienta a innovar en metodología (ABP, aprendizaje baso en problemas, retos, gamificación, etc.), el trabajo de las competencias espaciales (Rafael de Miguel), introducción de nuevas temáticas, etc. Las resistencias son muchas y los resultados poco convincentes. Tendremos que seguir trabajando en esta línea ya que el futuro va por ahí. Renovarse o quedar relegado a una de esas asignaturas que aportan poco a la formación del alumnado y pueden ser perfectamente prescindibles.

 

Anuncios
Publicado en Competencias, Didáctica, Geografía, Historia, Innovación educativa

¿Qué funciona en la enseñanza y aprendizaje de las Ciencias Sociales?

earth-2581631_1920

Acabamos de convocar una nueva actividad para el ámbito de las Ciencias Sociales. Se trata del curso “¿Qué funciona en la enseñanza y el aprendizaje de las Ciencias Sociales?“. Con esta actividad pretendemos dar a conocer las últimas tendencias en didáctica de las CC.SS.  En la actualidad, en el panorama educativo, no parar de surgir ciertas propuestas metodológicas que son rápidamente absorbidas por una parte del profesorado sin conocer realmente si existen evidencias de sus resultados en una mejora del aprendizaje del alumnado. Pueden ser propuestas innovadores, en el sentido de pretender cambiar alguna cuestión que no funcione del proceso de enseñanza-aprendizaje o mejorar aquellas que son susceptibles de hacerlo. Pero, en la mayoría de los casos, no existen suficientes evidencias científicas de sus resultados. Esto hace que su difusión se tenga que hacer con las debidas precauciones y espíritu crítico. En esta actividad queremos examinar algunas de estas propuestas (flipped learning, recursos educativos en abierto, ,,,) que se han trabajado en clase realmente. Veremos también algunas de las posibles aportaciones de la neuroeducación en CC.SS. y el trabajo de la oralidad en nuestra clase con una propuesta muy original.

Presentamos el programa en el siguiente díptico:

Iremos informando sobre el resultado de la actividad formativa.

 

Publicado en Educación, General, Innovación educativa, TIC

La innovación pendiente.

Acaba de publicarse el último trabajo de Cristóbal Cobo (investigador del Instituto de Internet de la Universidad de Oxford, y actual director del Centro de Estudio de la Fundación Ceibal) titulado  “La innovación pendiente. Reflexiones (y provocaciones) sobre educación, tecnología y conocimiento“. En esta nuevo libro su autor nos plantea un nuevo enfoque sobre la educación, explorando nuevas formas de valorar y reconocer el conocimiento, tanto dentro como fuera del aula. El libro nos plantea una serie de cuestiones, ideas, pistas, relacionados con estos tres ejes esenciales de nuestro mundo. Nos habla de los nuevos modelos de aprendizaje emergentes frente al sistema tradicional, de la importancia de las tecnologías en la vida social de las personas, de su relación con el conocimiento y la educación (¿ligada a la tecnología o a las nuevas formas de entender el conocimiento?). Critica esa visión tecnopositiva o proteconológico según la cual a más tecnología, más aprendizaje y mejor preparación. Aporta ideas muy interesantes igualmente sobre la relación entre las personas y las nuevas tecnologías, llegando a abogar por una cierta desobediencia tecnológica en algunos aspectos para fomentar las relaciones interpersonales.

El libro se estructura en cuatro capítulos, a saber:

1. Inteligencia artificial y desobediencia tecnológica. Se plantea nuestra relación con la información, el boom de la inteligencia artificial, la creación de conocimiento y las competencias digitales.
2. La triangulación entre contenido, contenedor y contexto (incide en el tercer elemento, el contexto, clave en la relación entre la sociedad y la tecnología). en este capítulo se critica esa premisa posmoderna según la cual a mas  tecnología mayores resultados educativos. Se analiza el término ciudadanía digital y se destaca la importancia del contexto en esa triangulación que analiza.
3. Multialfabetismos para nuevos ecosistemas de creación y colaboración. Destacamos el análisis que realiza del concepto antidisciplina y plantea una mentalidad más global e interdisciplinar)
4. Nuevas formas de evaluar: la innovación pendiente. Se analiza las tensiones generadas en el mundo educativo debido a  la digitalización creciente, los multialfabetismos y los nuevos escenarios del conocimiento. Plantea la necesidad de crear nuevos instrumentos para evaluar y visibilizar el conocimiento.

Para finalizar y a manera de conclusiones expone ocho cualidades críticas que debemos desarrollar y explorar  mediante esos nuevos instrumentos:

1. Capacidad de crear conocimiento
2. Sentido de ciudadanía digital.
3. Mentalidad global.
4. Capacidad de aprender de manera flexible.
5. Instinto de autoexploración
6. Habilidad para el aprendizaje colaborativo.
7. Multialfabetismo
8. Capacidad para desempeñarse como un artesano digital.

Desde luego, este es un libro para pensar y repensar el futuro de la educación, una educación que no tiene por que estar dependiente de la tecnología, usada de una manera, en ocasiones, difusa y contradictoria, si no más bien conversacional, dialógica y colaborativa. Precisamente aquí reside la innovación pendiente, el gran desafío de la educación actual, que no puede limitarse al uso que los docentes hacen de las nuevas tecnologías en el aula, sino que tiene que ser algo de mayor calado, esto es, crear espacios que favorezcan la construcción de saberes que vayan más allá de lo que proponen los curricula, las asignaturas tradicionales, los sistemas de calificación al uso.

El libro se puede descargar en formato pdf y, como indica el propio autor, está hecho para debatirlo, deconstruirlo y reconstruirlo entre los lectores. Una aportación imprescindible para el debate sobre la educación y el aprendizaje.

A continuación incluye el vídeo de presentación del trabajo,

Y un debate en vídeo sobre este libro.

Tendremos ocasión de profundizar más en este libro esencial y, sin duda, de referencia.

Publicado en Educación, General, Innovación educativa

La escuela que queremos.

En el reciente Congreso “Nuevos modelos educativos, nuevos centros” convocado por el CEP de Cádiz los días 26-28 de noviembre, hemos podido asistir a un amplio elenco de conferencias y conferenciantes de indudable categoría profesional: Fernando Trujillo, Francesc Imbernón, Ángel Fidalgo, Tomás Ortíz Alonso, Miguel Ángel Santos Guerra, David Durán, etc. En una próxima entrada realizaré una crónica de dicho congreso que ha resultado de gran interés. Pero, mientras tanto, me gustaría recomendar la presentación que utilizó Carlos Magro, consultor en temas de estrategia digital en el sector educativo, en su conferencia titulada “La escuela que queremos: imaginar el futuro y hacer el presente“.

Una magnífica combinación de texto, citas y fotografías de estética retrofuturista que hay que ver con atención y reflexionar sobre los elementos que introduce. Destacar el concepto de tecnología poética, en palabras de David Graeber (La utopía de las normas), para hacer referencia al de educación poética, un sueño perdido, frente al de educación burocrática, la realidad que tenemos.