Publicado en Didáctica, Historia

¿Historia olvidada o historia no enseñada?

En el último número de la Revista Complutense de Educación (vol. 30, nº 2, 2019) aparece publicado un artículo de mucho interés firmado por un grupo de investigadores pertenecientes a la Universidad de Murcia (Pedro Miralles, Laura Arias, Alejandro Egea, Raquel Sánchez), a la Universidad Antonio de Nebrija (Jesús Domínguez) y del INEE (Francisco Javier García) y titulado “¿Historia olvidada o historia no enseñada? El alumnado de Secundaria español y su conocimiento sobre la Guerra Civil“, en el que se analizan las respuestas de 199 alumnos/as (15-16 años) a un cuestionario sobre conocimiento del período de la Guerra Civil española relacionándolo con la cultura política que posee dicho alumnado. Las conclusiones, no por esperadas, son menos impactantes: el alumnado posee unas enormes lagunas (océanos diría yo)  sobre este período histórico esencial para comprender nuestro mundo actual. Las causas de este hecho se relacionan, según los autores, con aspectos como la propia metodología docente, la escasa alfabetización política o el destacado papel que poseen los libros de texto en el desarrollo del currículo. Esto les hace concluir que no se trata realmente de una historia olvidada, sino más bien, de una historia que se trabaja casi de puntillas.

Si esa investigación se realizara en alumnado de 2º de Bachillerato, creo que los resultados no serían muy diferentes. Coincido en que se enseña, mayoritariamente, con métodos expositivos, lo cual, como hemos indicado en otras entradas, no es, en principio, negativo, pero si es, habitualmente, poco motivador para el alumnado. Un tema más de un largo curriculo que hay que aprender (de memoria) para poder aprobar. Como tal, cualquier tema que estudiemos como este período obtendrá el mismo resultado.

Si no conseguimos captar la atención del alumnado, si no los motivamos ni los emocionamos, no sólo no aprenderán sino que lo que aprendan será a odiar una asignatura tan crucial en la formación de las personas como es la historia (otro día hablaremos de la Geografía, que también tiene lo suyo).

Sería bueno que se hiciera esta misma investigación en nuestro alumnado para ver, por un lado, como perciben la guerra Civil nuestro alumnado y, por otro, el nivel de alfabetización política que poseen y comparar.

Como forma alternativa de impartir este tema, me gustaría recomendar un planteamiento didáctico de interés realizado en Francia por Guilles Legroux en el que trata de la evolución de las memorias de la Guerra Civil en España desde 1939 a 2019, No sé si resultará más motivador para el alumnado pero si es cierto que enlaza un acontecimiento histórico con la actualidad. Parte del análisis de textos históricos para provocar en el alumnado una reflexión necesaria para extraer sus propias conclusiones. Una propuesta muy acorde con lo que podría ser la historia del presente.

Anuncios
Publicado en Historia

80 años después.

Cartel

Hoy, 1 de abril de 2019, se cumplen 80 años del final de la Guerra Civil. durante el mes de marzo hemos desarrollo en el CEP de Córdoba nuestras tradicionales Jornadas de Historia que han tenido como eje la complementación de este evento. Hemos tenido cuatro sesiones en las que hemos tratado aspectos de gran interés como la represión ideológica y cultural, la represión política y militar en Córdoba, la represión de las maestras republicanas y el tratamiento didáctico del período a través del cómic.

A continuación publicamos los materiales, presentaciones, que se utilizaron en las ponencias por si son del interés de los lectores.

Claudio Hernández Burgos (Universidad de Granada)

Antonio Barragán Moriana (Historiador)

Sara Ramos Zamora (Universidad Complutense de Madrdid)

Alfonso Rodríguez y Myriam Rodríguez (IES Santa Rosa de Lima).

 

Hoy, más que nunca, conviene recordar lo que pasó para evitar que vuelva a pasar.

d3ddueqwkaaaufh

 

Publicado en General, Historia, Jornadas

La causa de los 4.000 en Córdoba. Jornadas de Memoria Histórica.

Los próximos días 12 y 13 de junio tendrán lugar en el IES Luis de Góngora de Córdoba las Jornadas de Memoria Histórica “La causa de los 4000 de Córdoba“, organizadas asociación Dejadnos llorar. El título de estas jornadas hace referencia a las 4.000 personas asesinadas por los franquistas y sepultadas en fosas comunes en los cementerios cordobeses de La Salud y San Rafael. El objetivo fundamental de estas jornadas es dar a conocer el alcance de la represión franquista e impulsar el proceso de exhumación de dichas fosas.

En las jornadas participarán expertos de reconocida trayectoria en este tema tales como Eduardo Ranz, abogado y jurista experto en memoria democrática; Francisco Etxeberría, médico forense y antropólogo; José Antonio Lorente, médico forense, experto en ADN, director del Laboratorio de Identificación Genética de la Universidad de Granada. Responsable del equipo que se encargará del las muestra de ADN e identificación de las víctimas en las exhumaciones de Córdoba. El segundo día se va a incidir en la vertiente didáctica del tema con alumnos/as del Secundaria y bachillerato y la intervención de los profesores e historiadores Manuel Toribio GarcíaManuel García Parody y Antonio Gómez Pérez, así como Antonio Deza, presidente asociación Dejadnos llorar. Igualmente, se proyectará el Documental “¡Dejadme llorar! El genocidio olvidado”, que añadimos al final de esta entrada.

Finalmente, en la tarde del 13 de junio habrá una mesa redonda con Ignacio Jovtis, investigador experto de Amnistía Internacional para la memoria histórica; Francisco Moreno Gómez, historiador y gran especialista en la represión franquista; Carlos Jiménez Villarejo, ex fiscal anticorrupción y experto en memoria democrática.

En definitiva, unas jornadas muy bien estructuradas, de gran interés, que permitirán avanzar en el conocimiento de la represión franquista en general y en Córdoba en particular y que deben servir como obligado homenaje a esas víctimas

 

Documental: “¡Dejadme llorar! El genocidio olvidado”,

Más información:

Todos (…) los nombres. Manifiesto “Una oportunidad para los 4000 de córdoba”.

Publicado en General, Historia, Jornadas

Memoria y poder. La historia como creadora y administradora de memoria.

s200_juan_sisinio-p_rez-garz_n

El pasado miércoles 18 de noviembre tuvimos la última sesión de estas Jornadas de Historia del CEP de Córdoba dedicadas al tema de la memoria, la historia y la manipulación de la misma. la sesión fue impartida por el catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Castilla-La Mancha Juan Sisinio Pérez Garzón. El tema de su disertación fue “Memoria y poder. La historia como creadora y administradora de memoria“. En ella, de una manera magistral, estableció la relación existente entre memoria, historia y poder. Comenzó definiendo claramente las características y rasgos esenciales de la memoria, selectiva, política, reinterpretada en cada momento histórica, que no refleja fielmente la historia, pero necesaria para toda sociedad ya que estamos rodeados de lugares de memoria, algo propio, consustancial del ser humano. Pero, según el profesor Pérez Garzón, no podemos hablar de memoria en singular, puesto que toda sociedad tiene diversas memorias, aunque exista una que trate de ser

dominante. Es más, la memoria o las memorias no son acumulativas, como es todo saber , sino que al ser selectiva tiende a ser excluyente. Al ser selectiva, además, reproducen hechos del pasado pasados por un tamiz que es claramente político, ideológico. Por otro lado, existe la memoria social, objetiva e ideológica, una memoria que puede llegar a inventar el pasado o, al menos, justificar el pasado y que tampoco es inclusiva, no se construye con una pluralidad de perspectivas. Es más, según el ponente, en el proceso de elaboración de una determinada memoria social se comprueba que se produce una omisión selectiva de determinados hechos del pasado o se ensalzan y llegan a conmemorarse unos sucesos concretos del pasado que justifican determinadas interpretaciones históricas o políticas. Es el caso de las conmemoraciones de Cataluña o Valencia o el caso de la memoria oficial durante la dictadura franquista, que lanzó una memoria institucional en la que se ocultó o distorsionó lo que realmente pasó en ese período de nuestra historia.

Cuando la memoria colectiva, social se hace histórica se convierte en objeto de estudio de la Historia, en singular, como ciencia que es. Una ciencia que con un carácter patriótica y ciudadano se desarrolla en el siglo XIX bajo el empuje del concepto de nación, es decir, la historia se fundamenta para sentar el concepto de nación y para ser enseñada se realiza una criba basada en el concepto de patria. Es, por consiguiente, una historia al servicio del nacionalismo, baluarte del nacionalismo que, en el caso de España supondrá una castellanización de la misma con la consiguiente respuesta por parte de los nacionalismos periféricos, vasco, catalán y gallego.

El profesor Pérez Garzón se detuvo especialmente en el análisis del caso español. En cuanto a las relaciones entre la historia, las memorias y el poder, la historia de España. como la del resto del mundo occidental, se define por cuatros rasgos esenciales:

  • Es una historia eurocéntrica.
  • Es de carácter político (gira en torno al  concepto de Estado-nación).
  • Responde a los valores propios de la burguesía, de la clase media, esto es, orden, jerarquía y pragmatismo.
  • Es androcéntrica, que por situarse en último lugar no es menos importante. En la historiografía ha sido norma la exclusión de las mujeres hasta que el feminismo de los años sesenta del siglo XX ha logrado rescatar el protagonismo de las mujeres en la historia. Recordemos que el profesor Pérez Garzón es autor de una historia del feminismo (editada en La Catarata, 2012).

Para acabar la sesión, habló sobre la función social de la historia, si la historia sirve para formar a los ciudadanos, sobre la neutralidad u objetividad de la misma, sobre la influencia de los procesos sociales actuales, la globalización, la sociedad-red, el multiculturalismo, etc.

A partir de aquí se abrió un interesante debate que puso fin a una sesión muy enriquecedora y que nos aportó una perspectiva amplia y completa sobre estos conceptos esenciales para nuestro quehacer como enseñantes de la historia y de otras ciencias sociales.

 

Publicado en Historia

¿Puede aplicarse la memoria histórica a épocas distintas a la contemporánea?

Eduardo manzano

El jueves, 5 de noviembre, tuvimos la segunda sesión de las Jornadas de Historia del CEP de Córdoba. La sesión corrió a cargo del historiador, miembro del CSIC Eduardo Manzano Moreno. Su conferencia giró en torno al concepto de Memoria Histórica y el papel que las distintas narraciones históricas han tenido en la configuración de la ciencia histórica. Nos habló de las diferentes visiones que se han materializado sobre el mito de al-Andalus, unas visiones con un componente político e ideológico dominante, tanto a favor del mito de la convivencia y la tolerancia, como de la intolerancia, la lucha de civilizaciones, la imposibilidad de convivencia multicultural. Con elaboraciones intelectuales de altura como la que inicio el historiador Américo Castro, ensalzando a Córdoba como prototipo de la convivencia multicultural, ejemplo de tolerancia en el pasado, fundamentada en fuentes históricas, como la visión antagónica, radicalmente distinta, que es aportada tanto por el lado occidental, como por el islámico, que ofrece una visión como de estado de guerra permanente, un choque de civilizaciones, de religiones, igualmente fundamentada en fuentes históricas. Diferentes narrativas históricas para fundamentar interpretaciones políticas igualmente antagónicas que sirven, a su vez, para crear identidades políticas con fundamentos históricos.

Esta forma de tratar la Historia, esto que vendría a ser la memoria histórica, no es realmente historia. Nada tiene que ver con la ciencia histórica que es por lo que aboga Eduardo Manzano. Esta concepción sobre la memoria histórica, recogida en el libro coordinado junto a Juan S. Pérez Gazón, Memoria Histórica, (2010) vendría a distinguir claramente la subjetividad, el componente político, del concepto memoria, de lo que es Historia, científica, con un componente transformador basado en la comprensión objetiva de la realidad. Es, por ello, por lo que defiende “más historia” y rechaza la memoria histórica como manera dominante de interpretación de pasado. En unos momentos en los que se defiende la inclusión en el curriculum oficial de la Memoria Histórica o Democrática, no deja de ser una crítica impactante. En definitiva, trató de diferenciar estos dos conceptos, Historia y Memoria, abogando por una enseñanza real de la Historia.

Así, pues, tuvimos una magnífica conferencia que aportó una interesante perspectiva al tema del uso y abuso de la historia.

Pueden ver una intervención suya en el Seminario sobre Al Hakam II celebrado en Córdoba en abril de 2015.