Publicado en Didáctica

Didáctica de la Economía.

COB IB094.indd

Comenzamos el año nuevo con una interesante aportación desde la revista Iber, cuyo número 94 está dedicado a la Didáctica de la Economía. Se trata de siete artículos en los que se exponen diversas aportaciones, más prácticas que teóricas sobre la enseñanza de esta disciplina social.  Los artículos son:

  • ¿Qué aprende el alumnado de la crisis del pasado?. Olmos Vila, Rafa
  • Experimentos económicos para enseñar y aprender investigando. Molina Marfil, José Antonio
  • El laboratorio de economía. Molina Marfil, José Antonio
  • La evaluación, un proceso que mejora el proceso de enseñanza-aprendizaje. Martínez Argudo, Javier
  • Recursos didácticos para la enseñanza-aprendizaje de la economía. Hernández Sánchez, Azucena
  • Emprender experiencias memorables en secundaria. Cañamero Vicente, Blanca
  • El tránsito hacia la innovación didáctica en el uso de materiales curriculares. Travé González, Gabriel

Se puede leer una breve reseña de estos artículos en la presentación del monográfico que realiza Diego Sobrino.

Aunque todos son de interés, me gustaría señalar dos especialmente. el primero el firmado por Javier Martínez sobre la evaluación (el tema fundamental de todo el proceso educativo), con el que hemos compartido hace poco un curso sobre la evaluación de competencias en el CEP de Córdoba y la reflexión, siempre destacable, de Gabriel Travé sobre el uso de los materiales curriculares. Para reflexionar y no solamente desde el punto de vista de la economía.

A parte del monográfico, la revista presenta una serie de aportaciones eminentemente prácticas que podemos considerar para replicar en otras aulas. son:

  • Ciberfeminismo. Mérida Donoso, José Antonio
  • «Circula con cabeza». Pedraza Serrano, José Ramón
  • Carlos, Rey Emperador. Moreno Cantano, Antonio César
  • Consumo irresponsable: el abuso del plástico. Cardoso Guillamón, Nerea.
  • Mujeres y dictadura franquista. Ibáñez Domingo, Mélanie.
  • Recursos para el aula: 21 Days: las dificultades de un refugiado sirio al llegar a Europa. Olmos Vila, Rafa
  • Recursos para el aula: GeaCron: atlas histórico mundial interactivo. Olmos Vila, Rafa
  • Recursos para el aula: Revista satírica La Flaca. Olmos Vila, Rafa

En definitiva, un acierto este número que, dese el punto de vista de la didáctica de la economía, viene a completar las aportaciones realizadas en otros números anteriores, concretametet, el 5 (“La economía en las ciencias sociales”, 1995) y el 58 (“La enseñanza de una ciencia social: la economía, 2008).

Publicado en General, Geografía, Recursos, TIC

Atlas de la complejidad económica.

Un recurso impresionante para estudiar la economía mundial: “The Atlas of economic complexity“. El “Atlas de la complejidad económica” es un atlas en línea interactivo (en inglés, pero también se puede consultar en español) que nos permite visualizar de forma innovadora la complejidad de la economía mundial. Está elaborado por un grupo de economistas del Center for International Development de la Universidad de Harvard y Macro Connections del MIT Media Lab (igualmente impresionante el trabajo que realiza este grupo del MIT con visualizaciones de todo tipo).

atlas economia_1

El Atlas se basa en los datos del comercio exterior de más de 1.000 productos diferentes intercambiados entre 128 países entre 1995 y 2012. Proporciona información sobre los siguientes aspectos:

  • Importaciones y exportaciones por países en el período considerado (Datos para España)
  • Principales productos intercambiados de un país respecto a los demás y por años.
  • Exportaciones e importaciones por productos y países de forma bilateral.
  • Clasificación por países y productos tanto de exportaciones como de importaciones.
  • Evolución de las exportaciones por países y período.

La visualización de los datos se hace de una forma muy variada: mediante mapas, esquemas y gráficos. Además se pueden descargar tanto los resultados gráficos como los datos. El resultado es que podemos disponer de una herramienta muy útil para estudiar, analizar, investigar aspectos complejos de la economía mundial. Sus posibilidades son numerosas. Añado algunos tipos de visualizaciones de datos que podemos obtener de este magnífico atlas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Publicado en General, Geografía, Recursos, TIC

Juegos online sobre macroeconomía y comercio mundial.

Interesante entra en el blog “Noticias de uso didáctico sobre juegos on line para enseñar macroeconomía y comercio internacional.  Se ofrecen unas orientaciones didácticas y unas propuesta de trabajo que incluyen una selecciónd e varios juegos on line para trabajar estos temas de economía de una forma amena, siempre de agradecer cuando tratamos temas como estos.

 

Publicado en General, Opinión

Sobre la crisis económica. Explicaciones heterodoxas y mala leche.

La crisis económica se agudiza y las soluciones a la misma no parecen claras (sobre todo para el lado débil de la economía) si bien todas las propuestas inciden en un ineludible recorte del gasto público, un reajuste del gasto social para intentar salvar “los muebles”. Las medidas que desde el gobierno de España se han propuesta son duras e inciden, sobre manera, en las clases medias y populares, precisamente, las que no han provocado la crisis, una vez que el sistema financiero (que si la provocó) tiene sus espaldas cubiertas por las inyecciones masivas de dinero público.  Pero la cuestión es saber si con estas medidas será suficiente para evitar la catástrofe que nos pronostican algunos de los gurús de la economía. Es más, algunos economistas de cierto “prestigio” (Eduard Hugh) abogan por endurecer aún más las medidas recortando los salarios hasta un 20%. Nada dicen de los beneficios de la banca que, una vez saneadas sus cuentas, vuelven a tener ingentes beneficios y a hacer de las suyas.

Ante estas propuestas, con muy mala leche, se apuntan algunas explicaciones que podemos llamar, en el mejor sentido de la palabra, heterodoxas, aquellas que no rinden irremediablemente sus armas a ese espectro denominado “mercados” tal y como aporta el historiador Santiago Lupe.

También surgen otras voces, muy reputadas y a crditadas que sugieren otras formas de hacer frente a la crisis, nada ortodoxas, como el premio Nobel de economía Joseph Stiglitz, quien pone en duda las soluciones planteadas en estos momentos y, entre otras cosas, propone la eliminación de las agencias de calificación de riegos.

Por otr parte, y desde el lado que nos toca, en esta lluvia de propuestas de solución a la crisis que estamos teniendo, me llegó hace unos días un correo en el que se presentaba un “decálogo de 9 medidas” que desde el sector educativo se podrían llevar a la práctica antes de proceder al recorte de sueldo (¿porqué no se hicieron antes estaspropuestas?). En estas 9 medidas se hace alusión a los ordenadores personales entregados a los alumnos/as, libros de texto gratuitos, a la supresión de becas, sindicatos, actividades extraescolares, etc., Pero hay dos que, aunque no merecen mucho comentario, si las voy a resaltar porque manifiestan el talante y el pensamiento de una parte, nada despreciable, del profesorado. Por un lado, se aboga por la eliminación de los programas educativos, centros del profesorado y cursos promovidos por los sindicatos y  “pedimos (¿quien?) que se potencie la formación del profesorado a través de internet y que se valoren los excelentes materiales cedidos de forma gratuita por los auténticos  profesionales de la enseñanza y que en nada se parecen a los que nos ofertan“. A estos anónimos “compañeros” les podría dar hasta la razón en la primera parte de su propuesta: ¿pasaría algo si se suprimieran los CEP’s?. Pues igual no, ya que tan bien funciona la formación inicial del profesorado (masters de Secundaria) que dota al futuro profesor de herramientas didácticas para muchos años de ejercicio profesional, espíritu de innovación y renovación de métodos y planteamientos didácticos (¿o igualtambién piensan que esto no es necesario). Además, todos sabemos que el mismo profesorado realiza un adecuado proceso de autoformación  a través de internet (como también ha puesto de manifiesto la aplicación del Proyecto Escuela TIC 2.0). Pero lo que no estoy dispuesto a pasar es eso de los “auténticos profesionales de la enseñanza“: ¿quién, ellos, los redactores de este decálogo de 9 medidas?. ¿Qué entienden por “auténticos profesionales“? ¿los demás que somos, entonces?. ¿Ellos ofrecen gratuitamente sus excelentes (modestia a parte) materiales? ¿En dónde están?. Dadme una dirección, un algo, para apreciar dichos materiales.

Por otro lado, se rechazan las pruebas de diagnóstico por que “La enfermedad la conocemos a la perfección a través de las evaluaciones (¡aterrador fracaso escolar!), lo que hace falta es poner el remedio“. Efectivamente, la enfermedad la conocemos: ¿qué haceís vosotros para evitarla?. ¿No será que hay miedo a ser evaluados?. Claro que hay que poner remedio: para eso se hacen las pruebas de diagnóstico, para detectar los errores y proponer soluciones. Otra cosa es que no estén todo lo bien planteadas que debieran o que no se realice un adecuado y valiente diagnóstico a través de los resultados de dichas pruebas. Pero que son necesarias, yo creo que sí. No hay cultura de la evaluación en este país y parece que nos resistimos a ello.

En fin. Podría decir que no vale la pena comentar el correo, las “propuestas” que se ofrecen para evitar el “despilfarro“, pero estoy viendo que esta cuestión está cundiendo entre los compañeros y compañeras ahora que se anuncian recortes. Yo creo que las cosas no deben de ir por ese camino, que hay otras medidas y que no siempre debe pagar el lado débil de la sociedad, pero cargando contra los demás tampoco solucionamos nada.