Publicado en General, Historia, Jornadas

La presencia española en África: Historia y memoria de una relación colonial.

Soldado español (Salvador Moraga Quevedo) en Sidi Ifni, 1958.

Acabamos de convocar una nueva edición de las Jornadas de Historia del CEP de Córdoba. Su novena edición, que tendrá lugar los días 20 y 27 de abril y 11 de mayo, la queremos dedicar a la presencia española en África y, concretamente, al período colonial desarrollado desde finales del siglo XIX hasta 1975.  Este siempre ha sido un episodio de  nuestra historia que ha sido muy poco tratado en nuestras clases y sin embargo, ha tenido una importancia crucial en la historia reciente del país con un fuerte impacto social, político y económico y cuyas repercusiones aún están vivas (ejemplo, el mal resuelto conflicto de Sahara Occidental). Con estas Jornadas queremos da a conocer a nuestra comunidad de profesores y profesoras de Historia aspectos esenciales de lo que fue el protectorado español de Marruecos, el Sahara o Guinea Ecuatorial. Para ello, vamos a contar con la presencia de eminentes especialistas en este período:

  •  Manuel Ángel García Parody, catedrático de Historia y académico correspondiente por Córdoba en la Real Academia de la Historia, enmarcará todo el período que examinaremos con su ponencia titulada “El colonialismo español del siglo XX”.
  • José Luis Rodríguez Jiménez, doctor en Historia y profesor de Historia Contemporánea en la Universidad Rey Juan Carlos I, hablará sobre “La descolonización española en África: El caso del Sahara occidental“.
  • María Rosa de Madariaga Álvarez-Pricda, doctora en Historia, presentará su ponencia sobre “Balance de 44 años de Protectorado español en Marruecos”.
  • Alicia Campos Serrano, doctora y profesora en el Departamento de Antropología Social, Facultad de Filosofía y Letras, Universidad Autónoma de Madrid expondrá “La historia de Guinea Ecuatorial en el contexto africano”.

Finalmente, el 11 de mayo en la filmoteca asistiremos en primicia a la proyección de un documentado restaurado por la propia filmoteca titulado “Compañía Española de Minas del Rif (1921-1930)”.

Este es el díptico de las Jornadas:

En definitiva, queremos dar una visión amplia y completa de una etapa histórica rica en matices, con fuertes claroscuros, con polémica sin solución, que dejó un profunda huella allí, en África y aquí, con errores sin límites pero con también con aciertos, una historia compartida que no debe olvidarse.

La imagen de la entrada es mi padre, Salvador Moraga Quevedo, que tuvo que hacer su servicio militar envuelto en una de esas “guerras olvidadas” de España en África, la guerra de Ifni (1957-58). Un  pequeño homenaje a todos aquellos jóvenes que, como él, tuvieron que combatir en una tierra ajena a ellos sin saber el porqué.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Publicado en General, Geografía, Recursos

Los flujos migratorios globales.

Comparing estimated migrant flows to stocks in early 1990s and late 2000s.

La revista Science (número 28, marzo 2014) ha publicado un interesante artículo de los geógrafos Guy J. Abel  yNikola Sander, del Vienna Institute of Demography, titulado “Quantifying Global International Migration Flows“. El trabajo, en inglés, es el resultado de varios años de investigación sobre los flujos migratorios producidos en el mundo entre 1990 y 2010. A parte del impresionante aparato estadístico que aporta, con datos de los flujos migratorios entre países y entre grandes regiones del mundo, que podemos descargarlos en formato xls (aquí), y, por tanto, utilizarlos en nuestros proyectos, destaca por las herramientas empleadas para la representación de dichos datos. Una de ellas es la titulada “The Global Flow of People“. Se trata de gráficos circulares interactivos construidos con el sofware Circos (que puede ser descargado o bien usar on line) y cuyos resultados son verdaderamente espectaculares. En la página  “The Global Flow of People” se pueden observar la cuantía global de los flujos migratorios totales de una región y de ésta respecto a las demás en cuatro períodos de cinco años cada uno.  Los resultados son muy interesantes y mediante estos diagramas circulares podemos apreciar el cambio que ha ido produciéndose de destinos entre unas regiones y otras, la importancia, por ejemplo, de los flujos internos dentro de Europa, los flujos entre América Latina y Europa y Norteamérica, los flujos internos en Asia o entre Asia y Europa y América del Norte, la importancia de los flujos de americanos o africanos hacia países europeos no tradicionales como es el caso de España o Italia, etc. Por la cantidad de información que aporta el trabajo, merecería un análisis bastante más pormenorizado.

Las conclusiones a las que llegan los autores son también destacables y sirven para desmontar algunos de los mitos y leyendas que sobre la inmigración tenemos en Europa. En primer lugar, destacan la importancia de los movimientos internos entre los países africanos, muy superiores a los que se dan hacia Europa.

En segundo lugar, resaltan la importancia de los movimientos internos entre países asiáticos y de los países latinos hacia Norteamérica y Europa, en tanto que los movimienbtos migratorios de los europeos son más dispersos, menos focalizados.

Finalmente, en tercer lugar, indican que aunque los flujos más grandes se produjeron dentro o entre las regiones vecinas, los flujos de larga distancia son eficaces en la redistribución de la población de los países con niveles de ingresos más altos, mientras que los flujos de retorno son insignificantes.

Por lo tanto, se preguntan los autores, si, en las próximas décadas, un fuerte crecimiento de la población en África subsahariana puede conducir a una migración masiva desde estos países de bajos ingresoshacia los países de ingresos más altos de Europa y América del Norte. En su opinión, sus resultados indicarían que existe una tendencia hacia una estabilización de la intensidad de los flujos migratorios globales y una concentración de la migración africana en el propio continente, con sólo un pequeño porcentaje de personas que emigran hacia los países más desarrollados en el año 1990 al 2010. Por lo tanto, parece poco probable que si estas tendencias observadas persisten, la emigración de África tenga un papel clave en la configuración de los patrones globales de migración en el futuro. Interesante conclusión que desmontaría algunas de las afirmaciones que leemos por ahí, algunos de las visiones, distorsionadas, que se ofrecen. Sin embargo, concluyen, el capital humano y las tendencias demográficas crean un potencial considerable para el cambio en el sistema de migración global. Si, por ejemplo, el crecimiento demográfico futuro en África subsahariana va paralelo a una expansión proporcional de la educación, el crecimiento de una fuerza de trabajo más calificada puede conducir a un aumento de la migración cualificada desde África hacia el mundo más desarrollado. Pero, esto es, precisamente, lo que está ocurriendo con un importante porcentaje de trabajadores españoles muy cualificados que emigran a otros países europeos o de América del Sur en busca de un trabajo que no encuentran en nuestro país.

En definitiva, estamos ante un interesante trabajo de Geografía de la Población que puede dar mucho de sí.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Publicado en General, Geografía

Los conflictos por el agua. Etiopia, Egipto y el Nilo.

El pasado día 22 de marzo celebrábamos el Día Mundial del Agua que, como indicamos, este año se dedicaba a esa estrecha relación entre Agua y Energía. Pues bien, en estos días no paro de leer noticias acerca del megaproyecto presentado por Etiopia de la construcción de la presa del Gran Renacimiento sobre el Nilo Azul, un proyecto de unos 3.700 millones de euros y que generará 5.000 megavatios de electricidad, lo que cubriría las necesidades de electricidad del país y lo convertiría, además, en exportador de energía. Las obras están previstas que finalicen en 2016.

Como cabría esperar, el proyecto ha levantado una extraordinaria polémica entre sus vecinos, Sudán y Egipto, sobre todo. No hay acuerdos entre estos países. Los únicos acuerdos internacionales que existen en torno al uso y aprovechamiento de las aguas del Nilo datan de 1924 y 1959, establecidos por el Reino Unido y que, claramente, favorecían los derechos de sus dos antiguas posesiones, Egipto y Sudán. En 1999  se creó la denominada Iniciativa de la Cuenca del Nilo (Nile Basin Iniciative), una organización intergubernamental, que integra a todos los países  que forman la cuenca del Nilo y cuyos objetivos son gestionar equitativa y sosteniblemente el desarrollo de los recursos hídricos con el fin de garantizar la seguridad y paz entre los Estados; garantizar la cooperación entre los países ribereños; promover la integración económica; asegurarse de la ejecución de los proyectos hasta su finalización. A pesar de los esfuerzos realizados, de numerosas reuniones y conferencias internacionales, la organización no ha conseguido establecer un tratado definitivo sobre el uso y los derechos de las aguas del Nilo, principalmente, por la oposición de Egipto y Sudán (perderían los derechos que adquirieron en el tratado de 1959).

Pero, además del conflicto económico y político, tenemos que considerar los impactos medioambientales que este proyecto (y los que le pueden suceder hasta un total de 4) pueden ocasionar. El conflicto está servido: Egipto ve peligrar su principal fuente de ingresos (agricultura, energía, transporte y turismo), Sudán se muestra receloso y Etiopia dice que su proyecto no perjudica a sus países vecinos.  Sin embargo, como indicaba Peter H. Gleick  en el artículo “Amarga Agua Dulce: Los conflictos por recursos hídricos” (Revista Ecología Política, Nº 8 (1995) p. 87):

El agua y los sistemas de abastecimiento que son compartidos han estado en la raíz, y han sido medio y causa de guerras. El acceso a suministros de agua compartidos ha llegado a ser interrumpido por razones políticas y militares. Los sistemas de suministro han sido utilizados como instrumento y objetivos bélicos. Las fuentes de provisión han formado parte de las metas del expansionismo militar. Y la desigualdad en el uso del recurso ha sido fuente de fricciones y tensiones internacionales.

Los conflictos entre países por la posesión de tan preciado y escaso recurso son, como añade este autor, más intensos cuando afectan a países en vías de desarrollo, por que atañen a cuestiones cruciales para la supervivencia y son difíciles de suplir o complementar. Todos los países implicados tienen graves problemas de acceso al agua, por lo que el problema puede ir agudizándose conforme Etiopia reduzca los aportes del Nilo Azul al Nilo con la consiguiente merma en los recursos para sus vecinos. Pero, es más, el cambio climático puede aportar otro factor de tensión al conflicto: la reducción de las precipitaciones está causando, también, una disminución de los caudales de los ríos de la región. Finalmente, están los intereses de otras potencias no presentes en el área directamente. Numerosos intereses (muchos de ellos ocultos) pueden desembocar en un incremento de la tensión en la cuenca del Nilo. Las posturas son, a fecha de hoy, irreconciliables. ¿Todo esto puede desembocar en una guerra entre estos países?

Desde el punto de vista didáctico, tenemos un magnífico tema para ser tratado en clase, un proyecto de trabajo con grandes posibilidades, tanto por su perspectiva histórica como geográfica: agua, conflictos por los recursos, subdesarrollo, colonización-descolonización-neocolonización, etc. Muchos frentes que podemos considerar. Toda una propuesta.

Más información:

Y un vídeo de gran interés que resume todo esta polémica.

Publicado en General, Geografía, Recursos

Mapa interactivo de los movimientos separatistas en África.


En unos momentos difíciles en los que en España se habla de separatismos, derechos de autodeterminación, creación de nuevas naciones, etc. desde el “The Guardian” nos ofrecen este magnífico mapa interactivo sobre los movimientos separatistas en África con una breve información (en inglés) sobre las causas de los mismos. Este mapa podemos utilizarlo tanto en Geografía como en Historia para explicar desde temas como la colonización (ese proceso de reparto del territorio africano entre las potencias europeas que no tuvo en cuenta a las poblaciones locales), la descolonización (que tampoco lo tuvo y cuyas consecuencias aún hoy se padecen en muchos de estos países) o la situación del mundo actual.   Pero, también nos puede servir para estudiar diferentes tipos de separatismos, en función de su origen, o las distintas maneras de solucionar estos conflictos según los países.

Para completar este estudio sobre África, podemos aprovechar el material que la revista on line “Eroski Consumer” nos proporciona en un monográfico sobre este continente, centrándose en temas como las emergencias humanitarias, el papel de la cooperación internacional, la mujer, aspectos regionales, etc. Muy interesante.

Por otro lado, entre los numerosos recursos interactivos que aporta el periódico The Guardian sobre el tema de la descolonización, he encontrado otro relativo al proceso de descolonización de la India denominada “Partition. The birth of India and Pakistan: interactive“. En él podremos ver imágenes, personajes, mapas interactivos y enlaces a noticias sobre el tema y la realidad actual de ambos países resultantes del proceso. Muy completo y útil para trabajar este tema.

Fuente: The Guardian.

//

//

Publicado en Geografía, Opinión

SOMALIA:Un Estado Fallido.

Hasta hace algunas semanas prácticamente nadie se acordaba de Somalia. SomaliaDesde aquellas imágenes de los marines americanos desembarcando en las playas somalíes a la hora del Telediario de la CNN, en diciembre de 1992, en el seno de la operación denominada, pomposamente, “Devolver la esperanza”, o el derivo de aquellos helicópteros por los rebeldes somalíes que dió lugar a la película de Ridley Scott “Black Hawk Derribado”, poco se había hablado de este país. Guerra civil, crisis humanitarias, señores de la guerra, muertes, hambre, islamismo radical. Una situación caótica que, sin embargo, a nadie le importaba mucho, como ocurre con otros conflictos vivos en África o Asia. No interesaba demasiado. Sin embargo, los secuestros de los atuneros vascos (el Playa de Baquio y el Alakrana), así como de otras embarcaciones de diversos países, llevados a cabo por piratas somalíes, ha devuelto a la primera plana de la información a este no-estado. La cantidad de información que nos ha llegado, en muchas ocasiones sesgada, incompleta, interesada, en la mayoría de los casos, me ha motivado a indagar un poco en lo que hay detrás del conflicto humano, de unos pescadores que llevan retenidos más de 40 días, de un pueblo que pasa hambre mientra unos señores viven en la opulenciapracticando la piratería y otros, desde sus oficinas en Londres, manejan el cotarro.

Mala pinta tiene el asunto. Desde 1991, Somalia ha dejado de ser prácticamente un Estado, o bien, en terminología política, es un Estado Fallido o Estado frágil. Se trata de países que suelen tener un mismo esquema política: corrupción generalizada, unas castas dirigentes depredadoras que ostentan el poder desde hace mucho tiempo, prácticamente inexistencia de un sistema jurídico válido, graves divisiones étnicas o religiosas, persecuciones políticas, religiosas, refugiados, islñamismo radical, etc. A pesar de ese esquema común, no existen soluciones comunes para ellos. Cada país es un mundo, una realidad diferente que tiene que ser tratada de una manera ad hoc. En el caso de Somalia, después de 15 años de luchas intestinas, se consiguió una frágil tregua entre los señores de la guerra que crearon una especie de consejo denominado Unión de Tribunales Islámicos. La intervenicón de tropas de la vecina Etiopia acabó con esta situación. En la actualidad sólo existe un gobierno reconocido por la ONU que gobierna en la capital y el resto del territorio se encuentra repartido entre los distintos clanes, e incluso aparecen territorios más o menos independientes pero sin reconocimiento internacional (Somaliland, Puntland).

El mismo caos que existe en el país tenemos en sus aguas juridiscionales. Los diferentes potencias pesqueras faenan en estas aguas sin autorización para hacerlo (si acaso la que otorga ese gobierno ficticio que reside en Mogadishio.

Sobre el origen de esta práctica, leí un artículo en “Rebelióndel 5 de octubre de 2009 (Fuente original: Argenpress) titulado “Los “piratas” somalíes son pescadores en lucha contra el saqueo occidental de la pesca de arrastre y la descarga de basura tóxica“. En este artículo se hablaba de que los pescadores somalíes se habían reconvertido en piratas para poder luchar contra la esquilmación de sus bancos de pesca, al no existir un control gubernamental que proteja sus aguas jurisdiccionales. Igualmente, se trataba de una reacción contra los vertidos tóxicos que realizan determinadas potencias en sus aguas aprovechando esa carencia de instituciones estatales en este país. No obstante, el verdadero negocio no es el que práctican estos piratas de fusil en mano, sino el que desde honestos bufetes de abogados en la City controlan este lucrativo negocio.

Así pues, nos encontramos ante un verdadero avispero en el que confluyen multitud de intereses, más o menos legítimos, en medio de un país que se desangra y con unos marineros atrapados en este juego de intereses.

Desde el punto de vista didáctico, este caso nos podría servir para plantear diversas cuestiones, desde el tema de la pesca y el problema del agotamiento de los caladeros, los problemas derivados del subdesarrollo, la difícil situación de África o las dificultades de determinados países para afirmarse como Estado. Igualmente, nos podría servir de punto de partida para estudiar la geografía de los conflictos mundiales, las consecuencias de Nuevo Orden Mundial, la implantación de un modelo geopolítico basado en una única potencia hegemónica, etc. Es un caso que, como el de Afganistán, Corea, Congo, etc., nos deben servir para proporcionar al alumnado de 3º ó 4º de ESO o incluso de Bachillerato las herramientas necesarias para entender el mundo en el que nos movemos.

Algunos enlaces de interés:

Por último, un vídeo sobre Somalia.