Publicado en Educación, Innovación educativa

El modelo 70-20-10 en la formación del profesorado

Fuente: https://cdn.pixabay.com/photo/2010/12/13/10/31/book-2869_960_720.jpg

Hace un tiempo leía en uno de los blogs de referencia (Learning legendario) una entrada sobre el modelo de aprendizaje 70-20-10. Este artículo ponía en evidencia el gran interés que en 2017 suscitaba esta propuesta formativa que, fundamentalmente, estaba orientada a la formación empresarial. Este modelo surge en los años 80 en el entorno de la formación empresarial de la mano de Morgan McCall, Robert Eichinger y Michael Lombardo en el Center for Creative Leadership. En una investigación realizada por estos autores se entrevistó a casi 200 ejecutivos sobre su filosofía de aprendizaje. Los resultados establecieron que el aprendizaje debía provenir de varias fuentes, concretamente, siguiendo esta distribución:

  • 70% de tareas desafiantes;
  • 20% de relaciones de desarrollo;
  • 10% de los cursos y la formación.

En función de estos resultados los autores citados establecieron el modelo de aprendizaje 70:20:10, indicando que toda acción formativa debía contener un 70% de formación experiencial, práctica, basada en tareas (Aprendizaje informal), un 20% de aprendizaje entre iguales (Aprendizaje social) y un 10% de sesiones formativas típicas, recibir información (Aprendizaje formal).

Aunque es cierto que este modelo tuvo críticas bien fundamentadas como, por ejemplo, el hecho de que no puede ser replicado en todos los entornos por igual, ni existen suficientes evidencias científicas que lo avalen o que se sobrevalora el aprendizaje informal, no es menos cierto que presenta ciertas ventajas comparativas con otros modelos formativos, como las siguientes:

  • Flexibilidad: Se puede adaptar a las necesidades formativas pero también al contexto y a los contenidos. Habrá momentos en que el 10% de la enseñanza formal se conviertan en 20 ó 30%. Como hemos indicado, el aprendizaje informal puede estar sobrevalorado, si no se está habituado a ello.
  • Potencia el aprendizaje informal que, con ayuda de un mentor puede elevar el rendimiento y la eficiencia del aprendizaje.
  • Fomenta el uso de las tecnologías emergentes tipo realidad virtual y aumentada, vídeos interactivos, videoconferencias, herramientas comunicativas, …
  • Posibilita el uso de las redes sociales como mecanismo de intercambio entre pares (crear grupos de discusión, paneles de expertos, realizar encuestas, documentos compartidos, etc.)

Aspectos positivos y negativos de un modelo que es un marco de referencia, no una receta, como indicó en su momento Juan Domingo Farnós.

Fuente: https://learninglegendario.com/modelo-de-aprendizaje-702010/#que-es

Sin entrar en más profundidades, la cuestión sería si este modelo es aplicable a la formación del profesorado, teniendo en cuenta que es modelo de gran implantación en otros sectores.

Habitualmente, en la actividades formativas educativas el aprendizaje formal es el componente más representado siendo acompañado, en algunas ocasiones, por una parte práctica en la que se intenta aplicar o replicar los conocimientos transmitidos. En actividades eminentemente prácticas, como las píldoras TIC, la presencia del elemento formal es menor, ya que en las que se valorará lo aprendido. Sin embargo, el componente no formal o informal y el social apenas se tiene en cuenta. Esto hace que para aplicar el modelo 70:20:10 o alguna aproximación a él, tendríamos que arbitrar algunas modificaciones a las actividades formativas típicas del CEP. Estas modificaciones implicarían:

  • Un sistema de gestión del aprendizaje (LSM), imprescindible en las actividades no presenciales o con seguimiento y necesario también para asegurar el intercambio de experiencias, ideas y aprendizaje no formales en las actividades presenciales. En Andalucía tenemos el Aula Virtual de Formación del Profesorado, un LSM que utiliza Moodle. En las actividades no presenciales tendríamos que tener un espacio para cada actividad con un foro abierto y dinamizado para la parte no formal de cada actividad. En algunas actividades, me consta, se hace ya.
  • Herramientas de comunicación, ya sea el más sencillo y conocido whatsapp, una aplicación de videoconferencia tipo BB collaborate (incluida en la Moodle de los centros andaluces, por ejemplos), Zoom, Meet (G suite), etc. Cada actividad tendría que tener una carga comunicativa importante para el intercambio de opiniones e ideas entre los asistentes, creación de seminarios on line y sobre todo, asegurarse la retroalimentación precisa para valorar la eficacia de la actividad.
  • Herramientas colaborativas (G suite, Office, Padlet), gestión de proyectos (Trello, notion, workzone), …

Tendría que procurarse que la parte informal o no formal, ese 70% que indicaban los creadores del modelo, se desarrolle lo máximo posible ya que es la más beneficiosa para los asistentes porque les permite descubrir y perfeccionar sus conocimientos y habilidades relacionadas con el objeto de aprendizaje, pero también con la toma de decisiones, permite abordar desafíos e interactuar con otras personas, compañeros/as o mentores dentro de sus entornos de trabajo y aprendizaje. También sirve para aprender de los errores y recibir una retroalimentación inmediata sobre su desempeño.

Indudablemente, debemos aspirar a encontrar un equilibrio entre los tres componentes mencionados y eso dependerá tanto del objeto de aprendizaje como de la audiencia. La flexibilidad del modelo lo permite.

Publicado en General, Innovación educativa, Jornadas

Balance de las XII Jornadas de CCSS.

Fuente: Pixabay

Los pasados días 19 a 21 de mayo se llevaron a cabo las XII Jornadas de Intercambio de Experiencias Educativas en Ciencias Sociales con el programa que hemos incluido en la entrada anterior, un programa constituido por 16 intervenciones variadas, diferentes y muy interesantes, innovadoras y creativas. La irrupción de la pandemia del coronavirus ha alterado el desarrollo tradicional de estas Jornadas, consistente en un sábado completo a principios del mes de mayo, por una realización on line de las mismas. Hemos podido conocer prepuestas didácticas de gran interés, tanto de aspectos metodológicos, usos de las TIC-TAC, aprendizaje basado en juegos, uso de aplicaciones móviles, propuestas de trabajo curricular muy novedosas (Holocausto, los ODS, trabajo departamental para hacer ffrente a la enseñanza on line, trabajo por estaciones), uso de los cómics en las clases de CCSS, experiencias de educación patrimonial, utilización de la fotografía histórica e investigación geográfica e histórica. También tuvimos presencia de la Primaria, tan necesaria para conocer lo que se hace en esta etapa educativa.

El formato no presencial ha posibilitado que otros compañeros/as de otras provincias e incluso de fuera de Andalucía hayan podido seguir el desarrollo de las mismas y participado como ponentes. Y esto ha sido un acierto total y creemos que en este sentido debemos avanzar. Hay muchos compañeros/as interesados en seguir y participar activamente en estas Jornadas y creo que debemos explorar otras posibilidades, superar el esquema CEP y pasar a otra escala. No estaría mal tampoco estas Jornadas se pudieran desarrollar en otros CEP. Así se puso de manifiesto en el debate que tuvimos al final de las Jornadas y en el cuestionario de valoración que se pasó a los participantes. Sin duda, tenemos que ampliar el alcance de las Jornadas, buscar un referente al menos provincial o regional, al estilo de los Encuentros de docentes de CC.SS., buscando el mayor número posible de participantes, ya que se trata de difundir experiencias innovadoras y crear redes de profesorado de cara a la mejora del proceso de enseñanza y aprendizaje de las CCSS. Pero, también, tenemos que mejorar aspectos como la difusión de las Jornadas, el conocimiento del blog de las Jornadas, en el que está colgado el material que utilizan los ponentes y propiciar la intervención de otros colectivos como profesorado novel, opositor e incluso estudiantes del Máster de Secundaria. En ello vamos a trabajar el próximo curso para darle esa necesaria revitalización (en palabras de José Ramón Pedraza) tan necesaria para el mantenimiento de esta actividad. Pero, sobre todo, recuperar la presencialidad, el intercambio directo de ideas, reflexiones, etc. La sesiones on line favorecen que haya más asistencia pero la presencialidad es necesaria para incrementar los intercambios y favorecer el conocimiento mutuo. Tendremos que equilibrar ambas propuestas.

Publicado en Didáctica, Innovación educativa, Jornadas

XII Jornadas de Intercambio de Experiencias Educativas en CCSS.

Sin duda, no es lo mismo realizar un encuentro de profesores y profesoras de CCSS de manera presencial que virtual, a través de videoconferencias. Pero cuando las circunstancias obligan, más vale encontrarnos on line que dejarnos vencer por estas dramática situación y anular este encuentro ya tradicional en el CEP de Córdoba. Es por ello por lo que hemos decidido convocar esta nueva edición de las Jornadas de Intercambio de Experiencias Educativas en Ciencias Sociales, Geografía, Historia e Historia del Arte de manera virtual. Las experiencias se expondrán vía internet, mediante videoconferencia. Las fechas también se han visto alteradas y de llevarla a cabo en jornada de sábado como era habitual, se realizarán en 2 ó 3 tardes (dependiendo del número de experiencias que se presenten). La convocatoria es abierta, por lo que todo aquel docente que quiera presentar una experiencia no tiene nada más que indicarlo. La idea es estar el mayor número posible de docentes conectados e intercambiando ideas y sensaciones en estos tiempos de incertidumbres y pandemias.

Aquí adjuntamos la convocatoria en la que se describe la forma de participación.

De su desarrollo, daremos cuenta en otra entrada.

Publicado en Innovación educativa, Jornadas

2020. Una odisea de los espacios

El próximo sábado, 14 de marzo, llevaremos a cabo el II Encuentro de ponentes del CEP de Córdoba. Con este encuentro queremos formar a nuestros habituales ponentes en aspectos que redunden en su acción como formadores. En esta edición vamos a trabajar el tema del espacio en los procesos formativos. Sabemos que este concepto no suele tratarse habitualmente cuando de formación del profesorado se trata, por lo que decidimos dedicarle este segundo encuentro a este aspecto básico en los procesos de enseñanza y aprendizaje.

En esta sesión comenzaremos con una ponencia de Guillermo Medrano (@GmedranoTIC) que ha trabajado mucho y bien el concepto de aula del futuro y es uno de los autores del MOOC del INTEF titulado “Gestión de espacios educativos“.

A continuación desarrollamos una actividad en grupo en los que los asistentes trabajaran diversos casos que giran en torno a diversos aspectos espaciales en la formación del profesorado.

Posteriormente se llevará a cabo una sesión de pechakucha sobre diferentes temas que tienen al espacio como elemento clave en su desarrollo o como recurso que propicia o facilita la formación. Nos referimos a aspectos como la decoración del espacio físico a los espacios maker, el PLE, los ambientes de aprendizaje, los espacios virtuales, la realidad aumentada y virtual o la formación en el entorno.

En la sesión d ela tarde llevaremos una actividad ludificada en los diferentes espacios que componen nuestro CEP. Para terminar la jornada, José Manuel Foncubierta (@fon_q), profesor de español y director técnico del Máster en Didáctica de ELE Universidad de La Rioja, desarrollará la ponencia “Crear comunidades de aprendizaje en línea: Odisea y el multiverso“.

En fin, esperemos tener una excelente jornada tal y como hemos diseñado.

En una entrada posterior, trataremos de ampliar cuestiones conceptuales de este tema así como detallar mi intervención en la misma con un pechakucha sobre formación en el entorno.

Por cuestiones ajenas a nuestra voluntad, esta actividad que con tanto entusiasmo habíamos preparado, la vamos a aplazar hasta un mejor momento que, esperemos, sea pronto.

Publicado en Didáctica, Educación, Innovación educativa

Cómo escribir un artículo o trabajo educativo

Imagen de Лариса Мозговая en Pixabay

Acabamos de convocar una nueva actividad en el CEP de Córdoba que tiene como finalidad dar algunas claves para la redacción de artículos y trabajos académicos con rigor científico. La actividad se denomina “Escribir y describir el conocimiento. Cómo redactar un artículo o trabajo educativo, académico y profesional“. El origen de esta actividad hay que buscarlo en la detección de algunas lagunas formativas entre nuestro profesorado a la hora de presentar trabajos de índole científica tal y como hemos podido constatar en la dirección de nuestra revista. Hemos detectado que algunos de los artículos que se nos enviaban a la revista eCO del CEP de Córdoba podían estar bien intencionados, exponer buenas ideas o experiencias pero presentarse mal estructurados, mal redactados o con ciertos déficits formales que nos obligaban a devolverlos a sus autores. Es por ello por lo que hemos creído oportuno diseñar un curso, preparado por la profesora de la UCO Julia Rodríguez Carrillo, para  iniciar al profesorado en la elaboración de trabajos académicos que le permitan difundir sus experiencias de aula e investigaciones sobre diferentes fenómenos educativos.

El curso es semipresencial, con un trabajo fundamentalmente en el aula virtual de la Consejería aunque limitado al profesorado de nuestro ámbito. Una vez terminado se abrirá sin seguimiento para todo aquel que esté interesado en esta formación específica.

Consta de tres módulos con los siguientes contenidos:

Módulo 1

  • 1.1. Tipos de revistas
  • 1.2. Tipos de trabajos académicos
  • 1.3. Métricas y factores de impacto

Módulo 2

  • 2.1. Estructura básica de un artículo o trabajo académico
  • 2.2. Metadatos
  • 2.3. Cuestiones de estilo

Módulo 3

  • 3.1. Acceso a fuentes de información
  • 3.2. Gestión de fuentes de información
  • 3.3. La evaluación de trabajos académicos: la revisión por pares o peer review

Investigar no sólo es detectar un problema, aplicar una metodología científica para buscarle solución, desarrollar instrumentos de medida, observación o evaluación, sino que es también efectuar una buena comunicación de los resultados y expresarlo de la manera más científicamente posible. Aunque es cierto que la mayor parte del profesorado no realiza investigación educativa, si existe una cierta cantidad de profesores y profesoras de todos los niveles que están interesados en desarrollar procesos de investigación en el aula. Este curso puedes serles útil para describir adecuadamente el conocimiento que generan en dichos procesos investigadores.