Publicado en Ecología, General, Geografía

Día Mundial del Medio Ambiente: ¿algo que celebrar?

El próximo día 5 de junio se celebrará el Día Mundial del Medio Ambiente, organizado por la ONU y bajo el lema de “Conectar a las personas con la naturaleza“. Con este lema se pretende remarcar esa necesidad de conexión de las personas con la naturaleza y “nos anima a que salgamos al aire libre y nos adentremos en la naturaleza para apreciar su belleza y reflexionar acerca de cómo somos parte integrante y lo mucho que de ella dependemos. Nos reta a descubrir maneras divertidas y apasionantes de experimentar y promover esa interrelación“. Totalmente de acuerdo: podemos encontrar numerosas razones para celebrar el Día del Medio ambiente (aquí algunas de estas razones o algunas de las actividades que se van a realizar cerca de nosotros o algunos recursos sobre medio ambiente que podemos encontrar y trabajar en clase) pero lo se hace verdaderamente preciso es conectar con la naturaleza para tomar conciencia no sólo de la belleza que encierra si no de que formamos parte de ella y, por supuesto, que no está sólo a nuestro servicio.

Se nos pueden ocurrir otras muchas razones para celebrare este día pero, hoy, precisamente, no es uno de esos días optimistas. Negros nubarrones se ciernen sobre el medio ambiente después de la decisión de  Trump de retirar a los EE.UU. del Acuerdo de París sobre Cambio Climático. Y no es que este acuerdo fuera la solución definitiva para reducir el impacto del cambio climático sobre la Tierra. Ni mucho menos. Era una declaración de mínimos, la última posibilidad de encontrar un acuerdo ante los egoístas intereses de la mayor parte de los países.

Un número muy importante de países y mandatarios han expresado su decepción por esta decisión que obligaba, en cierta manera, a una reducción de las emisiones de gases de efectos invernadero a uno de los países más contaminantes del mundo. Se trataba de iniciar un proceso de cambio hacia economías más limpias y menos contaminantes, bajas en uso de carbono.

96295870_b131e02b-f62d-4bdd-b80e-5d42883ce38f

Esta decisión, que no es compartida por gran parte de la ciudadanía norteamericana e incluso por algunas de sus empresas petroleras, supone un duro revés a este intento de colaboración mundial para frenar el cambio climático y reducir sus nefastas consecuencias. En este mapa de la Yale Programe Climate Change Comunication se puede comprobar como la mayor parte de los norteamericanos creen que el cambio climático es real, se está produciendo y va a afectar a sus vidas.

Trump se une a esos negacionistas que ven en el cambio climático oscuras intenciones, invenciones chinas o confabulaciones de ecologistas y personajes nefastos para los negocios que quieren llevarnos a la Edad de Piedra o que odian a los ricos. El propio ex-presidente Obama ha dicho al respecto: “El gobierno (de Trump) se une a un puñado de naciones que rechazan el futuro“. Ciertamente, Trump se opone al futuro (total, para lo que le queda en el convento …) y de esa forma, se convierte en un verdadero problema, no sólo para su país, si no para todo el planeta. Como no cambie, EE.UU. va camino de convertirse en el auténtico “Estado delincuente”, “Estado canalla” o “Estado-matón”, tal y como calificaba en los años 90 el gobierno norteamericano a estados como Irak, Irán, Libia o Corea del Norte. Éstos se oponían, de una manera u otra, a los intereses norteamericanos. Ahora, EE.UU. se enfrenta a los intereses de todo el Plantea. Se va a convertir en el auténtico peligro global. Hasta china, principal país contaminante del mundo, ha apostado por el Acuerdo de París sabedor de que le va la vida (en cuando a régimen) en ello. Ante esta situación, Europa debe asumir el liderazgo ambiental del mundo al que ha renunciado EE.UU. Es la hora de los valientes, de asumir nuestro propio destino, de apostar por otro modelo productivo y de convivencia frente a lo que defiende ese amigo de oligarcas y dictadores cruentos como es Trump. Europa debe marcar el ritmo hasta que la cordura y la sensatez (si es que la hay) vuelva a ese país. Mientras tanto, crucemos los dedos para que no se le crucen los cables un día de estos y nos mande a todos al otro barrio.

Publicado en Didáctica, Ecología, Geografía, Recursos

Día Mundial del Agua.

Hoy, 22 de marzo, La ONU convoca el Día Mundial del Agua destinado a concienciar, sensibilizar y llamar la atención sobre la importancia de un recurso vital como es el agua y a través de esa sensibilización, promover en los gobiernos y en los ciudadanos la necesidad de actuar para preservarlo. Este año se dedica al tema de las aguas residuales. En esta página se pueden encontrar algunos materiales para trabajar este tema, una lista de recursos útiles, vídeos realizados por la ONU, documentos de apoyo, etc. También con el hashtag #DíaMundialdelAgua se puede seguir  en twitter todo lo relativo a este día.

Imprescindible ver el “Informe Mundial sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos de las Naciones Unidas 2017: Aguas residuales, el recurso no explotado” 2017, (informe completo en inglés y francésresumen en español) en el que se trata la importancia de reutilización de las aguas residuales. Y es que las cifras son increíbles. Según la base de datos AQUASTAT de la FAO, se calcula que cada año se extraen en el mundo unos
3.928 km³ de agua dulce, el 44% de los cuales (1.716 km3 al año) se consume principalmente en la agricultura y el 56% restante (2.212 km3 al año) se libera al medio ambiente como aguas residuales en forma de efluentes municipales e industriales y agua de drenaje agrícola. En la siguiente figura aparecen recogidos estos datos:

El continuo incremento de la demanda de agua en todos los sectores hace necesario volver la mirada hacia la reutilización del agua. El tratamiento de las aguas residuales marca, nuevamente, una clara diferencia entre países a nivel global. Según este informe, los países ricos tratan aproximadamente el 70% de las aguas residuales que generan, mientras que dicha proporción se reduce al 38% en los países con rentas medio-altas y al 28% en los países con rentas medio-bajas. En los países pobres solo recibe algún tipo de tratamiento el 8% de las aguas residuales industriales y municipales. Las repercusiones de este hecho son inmensas, especialmente en aspectos sanitarios, de abastecimiento, etc. Sin duda un tema que merece ser tratado en las clases de Geografía.

Entre los numerosos recurso que hay en Internet para trabajar el tema del agua (destacar la página de la Fundación Aquae), me gustaría señalar el aporte que se realiza en la página esglobal.org en la que podemos encontrar tres artículos que hacen referencia a la relación entre la mujer y el recurso agua bajo el título conjunto de “Cuando el agua da poder a la mujer“. Se trata de dar un repaso a una serie de iniciativas llevadas a cabo en América Latina, Asia y África sobre  la gestión del agua que implican  dar una “oportunidad a las mujeres de actuar como agentes del cambio en sus propias comunidades, jugando así un rol más activo en el uso de los recursos hídricos y en la lucha contra el cambio climático“.  Tres experiencias que nos pueden aportar tres puntos de vista diametralmente diferentes a nuestra realidad cotidiana que tienen como eje central al agua como recurso vital y a las mujeres de estas regiones como factores clave para el cambio social, económico y medioambiental.

Un punto de partida muy interesante para realizar un buen proyecto de trabajo que gire entorno a esos dos núcleos de interés: agua y empoderamiento de la mujer.

Publicado en Ecología, General, Geografía

Cambio climático, impactos y vulnerabilidad en Europa 2016

Y siguiendo con el cambio climático, recomendamos el informe “Cambio climático, impactos y vulnerabilidad en Europa 2016” de la Agencia Europea de Medio Ambiente. En este informe se realiza una evaluación basada en indicadores del cambio climático pasado y previsto y sus efectos en los ecosistemas y la sociedad. También analiza la vulnerabilidad de la sociedad frente a estos impactos, la formulación de políticas de adaptación y la base de conocimientos subyacente.

cambio-climatico

El informe ha sido elaborado por la AEMA en colaboración con el Centro Común de Investigación de la Comisión Europea, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades, la Oficina Regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud y tres centros temáticos europeos (ETC-CCA, ETC-BD y ETC-ICM). Se trata del cuarto informe sobre Cambio climático, impactos y vulnerabilidad en Europa que se publica cada cuatro años. Esta edición tiene como objetivo apoyar el proceso de ejecución y revisión de la Estrategia de Adaptación de la UE, de 2013, previsto para 2018, así como el desarrollo de estrategias y planes de adaptación nacionales y transnacionales.

Se puede descargar el informe completo en inglés o un breve resumen en castellano.

Interesa, especialmente, el análisis que se realiza sobre los llamados “puntos críticos”, esto es, aquellas regiones especialmente vulnerables al cambio climático. Si bien todas las regiones europeas son vulnerables a este fenómeno, algunas de ellas experimentarán más repercusiones negativas que otras. Según los pronósticos analizados en este informe, el sur y sudeste de Europa serán puntos críticos del cambio climático, ya que está previsto que padezcan el mayor número de impactos adversos. Según los autores, estas regiones están experimentando ya un acusado aumento de las temperaturas máximas y una consiguiente disminución de las precipitaciones y del caudal de los ríos, lo que supone asimismo un incremento del riesgo de sequías más intensas, una pérdida de rendimiento de los cultivos, una pérdida de biodiversidad y un aumento de los incendios forestales. Está previsto que las olas de calor más frecuentes y los cambios en la distribución de enfermedades infecciosas sensibles al cambio climático se traduzcan en un aumento de los riesgos para la salud y el bienestar humanos. las zonas costeras, las llanuras de inundación de Europa Occidental o las regiones árticas son, igualmente, espacios geográficos que se están viendo afectadas ya por el cambio climático.

cambio-climatico2

En el informe también se analizan los impactos del cambio climático sobre la salud humana y la economía (agricultura, energía, transporte, turismo, etc.) así como en otros sectores y aspectos de diversa índole, desde el financiero al geopolítico.

cambio-climatico4

En definitiva, un trabajo que nos puede ser muy útil para trabajar determinados aspectos del cambio climático en el aula.

Publicado en Ecología, Geografía

Curso on line sobre Cambio Climático

cambio-climatico

El Instituto Interamericano para la Investigación del Cambio Global y una de sus redes de investigación cooperativa denominada Tropi-Dry (Dimensiones Humanas y Biofísicas de los Bosques Secos de América Latina), han desarrollado un curso MOOC titulado “Cambio climático y global en América Latina”. En este curso, abierto y gratuito, 21 especialistas en diversos ámbitos medioambientales, presentan avances recientes en el estudio del cambio climático. El curso se estructura en seis ejes temáticos:

  1. Dinámicas físicas en los ecosistemas terrestres.
  2. Cambio climático y global en los ecosistemas marinos.
  3. Conservación de la biodiversidad en los paisajes rurales.
  4. Cambio climático y global en sistemas agrícolas.
  5. bases conceptuales para la mitigación del cambio climático.
  6. Servicios ecosistémicos y planeamiento del territorio.

Los contenidos son de bastante elevado y abarca aspectos relacionados con la biología, ecología política, metodologías de análisis del territorio, etc. Aunque no es en sentido estricto un MOOC, si no más bien un curso en abierto a base de vídeos, si creo que nos puede proporcionar una idea muy completa de la complejidad de este tema y, aunque está enfocado a América latina, los temas tratados tienen incidencia global.  Puede resultar muy formativo para el profesorado de Geografía o de educación ambiental y, en general, para todo aquel interesado en un tema de tanta transcendencia como el cambio climático.