Publicado en Competencias, Didáctica, Educación, General

Cómo medir las competencias por Carles Monereo.

Dentro de la 7ª edición del programa EDUCAR PARA EL FUTURO, organizado por la Fundación Ibercaja, en la que entre enero y mayo de este año, acoge a un buen número de conferencias sobre educación (ver este enlace), entre las que me gustaría recomendar la impartida por el profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona, Carles Monereo titulada “Métodos de evaluación. Cómo medir las competencias“. La evaluación es uno de los aspectos más espinosos en la enseñanza por competencias y, a pesar de ello, es el componente esencial para innovar en educación y poder cambiarla, según Monereo. Y no se trata de empezar por el final, como cabría pensar y como tradicionalmente se ha realizado, si no todo lo contrario: la evaluación debería ser lo primero que tengamos en cuenta. El profesor Monereo parte de un axioma fundamental: dime como evalúas y te diré como aprenden tus alumnos/as. La importancia de la evaluación en el proceso de enseñanza y aprendizaje se puede apreciar en los siguientes efectos:

  1. Sirve para marcar los puntos de salida y de llegada.
  2. Determina el qué y el cómo aprende el alumno/a.
  3. Determina la forma como enseña el profesor/a.
  4. Ofrece indicadores sobre la forma de enseñar y aprender.
  5. Puede promover la interdisciplinariedad.
  6. Es motivante.

Para llegar a evaluar competencias es preciso partir del concepto de competencias, que lo resume, básicamente en esta imagen:

Lo más importante para Monereo en este tema no es tanto las diferentes competencias que existen o puedan existir, sino los problemas que el alumno/a puede resolver. La cuestión es plantearse cuáles son esos problemas prototípicos que un ciudadano puede resolver en su vida cotidiana y eso debe ser lo que debamos enseñar. Efectivamente, uno de los problema que destaca en la enseñanza obligatoria es que, según los profesores/as, el alumno/a debe terminar esta etapa siendo historiador, economista, matemático, químico, biólogo, lingüista, etc. ya que, para el profesor/a de Secundaria lo importante es su materia. Es un grave error: el alumno debe terminar la Secundaria siendo ciudadano.

Después de analizar las condiciones que una actividad tiene que tener para ser competencial, que podemos ver en la siguiente imagen,

pasará a analizar los tipos de pruebas que se pueden implementar: pruebas de pensamiento, estudios de casos, ABP, aprendizaje servicio, etc. y deducir los aspectos o dimensiones que tienen que tener las pruebas de evaluación para ser competenciales. Son los siguientes:

Resulta muy interesante también el decálogo que establece sobre el evaluador competente:

Y, finalmente, establece un paralelismo entre la cultura del test, la tradicional, y la cultura de la evaluación auténtica, competencial:

En definitiva, una conferencia muy interesante, recomendable y que nos puede servir para reflexionar sobre el importante, crucial papel que tiene la evaluación en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Otra cosa bastante diferente es el plasmar estas reflexiones en una programación y llevarla a la realidad del aula, evaluar competencias y materias no es nada sencillo dada la normativa vigente.

Vídeo de la conferencia:

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s