Publicado en Geografía, Opinión, Recursos

Paul Ehrlich y el colapso de la civilización.

Hace 50 años, el biólogo y profesor de la Universidad de Stanford Paul R. Ehrlich junto a su esposa Anne Ehrlich  publicaron el que sería todo un best seller “La bomba demográfica” (se venderían más de dos millones de ejemplares).El libro, en clara línea neomalthusiana,  venía a predecir fuertes hambrunas durante los años 70 y 80 si persistía el ritmo de crecimiento de la población mundial. Gran parte del libro se dedicaba a estudiar el impacto del descontrolado crecimiento de la población sobre el medioambiente y la seguridad alimenticia. Concluía que dado el elevado incremento demográfico y la falta de alimentos que se estaba produciendo, la hambruna sería irremediable si no se tomaban medidas de control de la natalidad, reduciéndola a cero o incluso en tasas negativas. Al mismo tiempo indicaba que se hacía preciso aumentar la producción de alimentos. Ehrlich apuntaba diferentes medidas antinatalistas como la política del hijo varón único, esterilizaciones temporales, aborto, etc.

 

Crecimiento de la población mundial desde el 10..000 BC a la actualdiad

Aunque esas predicciones no se llegaron a cumplir, sobre todo debido a la revolución verde, y el libro fue tachado, entre otras cosas de racista, sirvió para que el mundo tomara conciencia del grave problema demográfico al que nos enfrentábamos y a las cuestiones medioambientales que llevaba aparejado.

En un reciente artículo en The Guardian Paul Ehrlich volvía a la carga con sus pronósticos fatalistas y catastrofistas al anunciar el colapso de la civilización en pocas décadas. Aunque acepta que algunas de las predicciones que contempló en su libro no resultaron acertadas, si afirma la validez y pertinencia de otras. Según este autor, la población óptima de humanos para el planeta sería de menos de 2 mil millones (5,6 mil millones menos de los que existen actualmente) y además, afirma que es preciso una redistribución de la riqueza sin precedentes, algo que, según el biólogo norteamericano, “the rich who now run the global system – that hold the annual ‘world destroyer’ meetings in Davos – are unlikely to let it happen”, es decir, que los ricos que se reúnen en Davos anualmente, no van a consentir. A esto, añade que la combinación de una elevada población y un alto consumo de los países ricos que está destruyendo el mundo natural y llega a la conclusión de que se está impulsando una sexta extinción masiva de la biodiversidad, de la que depende la civilización para obtener aire, agua y alimentos limpios. Este es, tal vez, el punto más fuerte de su teoría. Para evitar este colapso habría que implementar medidas de control de la natalidad y de redistribución de la riqueza, medidas de choque para evitar lo prácticamente inevitable.

En definitiva, un tema de lo más sugerente para tratar en clase, en Geografía de la población, para desarrollar el pensamiento crítico de nuestros alumnos/as, sin prejuzgar o caer en interpretaciones falsas, ni preconcebidas, tal y como opina el propio autor: “You can’t let the possibility that ignorant people will interpret your ideas as racist keep you from discussing critical issues honestly.”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s