Publicado en Didáctica, General, Revistas Educativas

Flipped Classroom en Ciencias Sociales.

Nuestro compañero Diego Sobrino nos presenta, en una entrada de su blog, el nuevo número de la Revista Iber que, en esta ocasión incluye un monográfico sobre la metodología Flipped Classroom o clase invertida. Con este número se continúa con la publicación de una serie de números dedicados a lo que se ha venido en llamar “metodologías activas“, como el ABP o la gamificación. En esta publicación aparecen diversas experiencias llevadas a cabo por varios profesores/as de CC.SS. que nos sirven para conocer esta forma de abordar la enseñanza y aprendizaje de nuestra disciplina. Bien es cierto que se echa de menos la participación de algunos de los referentes habituales de esta metodología pero los que aparecen son de una enorme calidad y profesionalidad y muestran experiencias muy interesantes. Éstos artículos son los siguientes:

En la presentación del monográfico, Diego Sobrino, además de realizar una pequeña introducción sobre este método, nos resumen los diferentes artículos que componen el monográfico. Al ser abierto, se puede destacar sin problemas. Con estas colaboraciones y con la bibliografía que existe sobre el tema (ver especialmente la página web “The Flipped Classroom“) podemos tener una idea bastante completa de cómo se puede trabajar con esta enfoque metodológico que implica, de manera sintética, que los contenidos se desarrollan externamente al aula y el tiempo presencial se utiliza para desarrollar actividades de enseñanza aprendizaje significativas y personalizadas, resolver dudas, etc. Indudablemente, el FC tiene manifiestas ventajas: el alumno/a tiene un recurso permanente al que puede acudir siempre que lo necesite, asume un rol protagonista de su propio aprendizaje, se aprovecha el tiempo de clase de manera más eficaz, el alumno/a puede saber con exactitud su progresión en el curso, se individualiza el ritmo de aprendizaje favoreciendo el tratamiento a la diversidad, puede servir para mejorar el ambiente del aula, etc.

No obstante estas ventajas, el enfoque presenta algunas desventajas claras derivadas, por un lado, de cuestiones relacionadas con la tecnología (sobre todo el acceso a ella por parte del alumnado), disponibilidad de tiempo por parte del alumno/a (aunque se recomiendan que los vídeos sean cortos, no más de 10 minutos, si todas las asignaturas utilizan este método al mismo tiempo se puede llegar a saturar al alumnado) o del profesorado (elaboración del material y actividades relacionadas con el mismo), motivación del alumnado (éste tiene que estar muy motivado para trabajar con los medios seleccionados y realizar las tareas relacionadas con los mismos), de organización (para el alumno/a supone un cambio en la organización de su habitual forma de estudiar que implica formación del alumnado por parte del profesor/a) y, finalmente, pienso que no todos los alumnos/as están preparados para este tipo de aprendizaje. La realidad del aula es la que nos indicará si se puede o no aplicar siempre o, como es de lógica, utilizarlo ocasionalmente.

Aunque aún no existen suficientes estudios que avalen la viabilidad de este enfoque metodológico, si están apareciendo numerosas evidencias de que puede ser eficaz su uso. En este sentido, recomiendo la selección de estudios realizada por José Luis Redondo en su blog o el reciente artículo de Raúl Santiago en el blog anteriormente mencionado.

Más adelante, realizaremos un post más concreto sobre este enfoque que está tan de actualidad.

El resto del número lo componen los siguientes trabajos:
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s