Publicado en General, Geografía

El feismo en el paisaje.

Feismo Galicia_1Normalmente, el concepto paisaje se asocia a la imagen de un espacio bucólico, al agua, a lo verde, a la montaña, al mar, etc. Si añadimos Galicia al término paisaje, la imagen se hace aún más lírica. Sin embargo, como en todas partes, también hay elementos que no sólo distorsionan el paisaje, lo cambian o lo alteran, sino que lo afean. Esto es lo que se ha querido señalar con el trabajo titulado “Guía de campo para la interpretación do feísmo na paisaxe galega” (descargar) realizado por Pablo Ramil Rego y Javier Ferreiro da Costa, investigadores del Grupo de Investigación “Territorio y Biodiversidad del Instituto de Biodiversidade Agraria e Desenvolvemento Rural (Ibader)” de la Universidad de Santiago de Compostela en colaboración con el Observatorio Galego do Territorio y la Asociación Científica Horreum.

Feismo Galicia_2

El concepto “feismo” hace referencia, como indican en el libro, a un conjunto heterogéneo de actuaciones realizadas por el ser humano sobre el paisaje, fruto de la introducción de elementos ajenos al mismo o de construcciones que afectan a un escenario concreto  o a un tipo de paisaje que podemos calificar de excepcional. Indudablemente es un concepto que puede ser muy subjetivo y que  engloba una amplia variedad de “atentados” visuales, tal y como se indica en la introducción:

Las construcciones de cualquier tipo y función, la disposición de éstas en el espacio y la relación de unas con otras, también ellas pueden producir montones, nunca mejor dicho, de feísmo. Es feísmo el automóvil o la nevera viejos ‘depositados’ en el monte cuando no se sabe qué hacer con ellos. Y podemos afinar un poco más: ¿no es feísmo destruir un jardín para hacer un parque infantil innecesario, en un lugar inadecuado para ello, por decisión de una o varias personas, aunque la norma las faculte para ello, de espaldas a los intereses de los ciudadanos?

Existe una amplia bibliografía científica que trata el tema de la valoración del paisaje desde un punto de vista ecológico, geográfico, arquitectónico, etc., pero también sociales basadas en la percepción de los ciudadanos que habitan el paisaje o de los turistas ocasionales. Estas valoraciones se fundamentan en percepciones y criterios personales muy diversos.

En esta publicación se ha elaborado una tipología con 34 variantes de feísmos paisajísticos perfectamente extrapolables a otros territorios.

Añadimos algunas imágenes tomadas del libro. Algunas imágenes no tienen desperdicio y hablan bien a las claras de este concepto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s