Publicado en Didáctica, Educación, General, Opinión

Sobre el Informe de la OCDE “Panorama de la educación” 2014.

Hace unos días se presentaba el informe de la OCDE sobre la educación en España titulado “Panorama de la educación. Indicadores de la OCDE. 2014. Informe español“. El “panorama” es bastante complicado y aunque ya se han hecho numerosas interpretaciones y comentarios al mismo, me gustaría señalar algunas precisiones. En el informe se señalan algunos rasgos significativos de nuestro sistema educativo: Mayor número de horas de clase pero menor ratio profesor/alumno (señalan que en la privada es mayor la ratio que en la pública, lo que dará pié a algunos ignorantes y zafios, a indicar que la pública sale más cara que la privada o concertada), mayor abandono escolar temprano, poco alumnos/as excelentes, poca atención a la F.P., menor tiempo de clase para las asignaturas instrumentales, sueldos superiores a la media de la OCDE (lo que también ha originado, sin el menor atisbo de rubor ni vergüenza, puesto que ya no la conocen ni tienen por qué disimularlo,  que estos “altos sueldos” pueden poner en peligro el sistema por lo que habría que reducirlos).

panorama de la educacion 2014

No obstante, reconoce el esfuerzo presupuestario que se ha hecho desde el año 2.000, tal y como podemos ver en el gráfico anterior, aunque lo consideran insuficiente. Tanto en el propio informe como en su presentación se puede vislumbrar claramente aquel viejo dicho de que “hay verdades, medias verdades, mentiras y estadísticas“, es decir, se puede utilizar las cifras como se quiera, manipular los resultados o interpetar los datos bajo un prisma totalmente ideológico. Todo con tal de que las cifras digan lo que uno quiere. Y al final cantan. Por ejemplo, decir que los profesores de este país tienen un sueldo superior a la media de OCDE es una verdad, pero también lo es que su carga lectiva es mayor que la media (en Primaria 880, frente a las 782 de la OCDE; 713 en la ESO, frente a las 690 horas de la OCDE, y en Bachillerato 693, frente a las 655 de la OCDE) y que han sufrido una considerable pérdida de poder adquisitivo en los últimos cuatro años y que comienzan ganando más que la media pero luego la cantidad percibida crece menos que en otros países y, al final de la carrera docente las diferencias son pequeñas. Esto implica que no hay un incentivo económico por la experiencia. Tampoco existe un incentivo por la productividad, la innovación, la formación, etc. Todo el profesorado gana prácticamente igual, independientemente de su dedicación. El único incentivo económico ordinario que tiene el profesorado es el paso del tiempo.

panorama de la educacion 2014_2Se puede ver un resumen de este informe en el siguiente boletín del Instituto Nacional de Evaluación Educativa.

Otro aspecto interesante que podemos ver en este informe respecto al profesorado es el de su formación inicial. Se basa en los resultados extraídos del Informe TALIS  de 2013 sobre la percepción que tiene el profesorado de cada país sobre el alcance y contenido que recibieron en su formación para llegar a ser profesor/a. Tanto en lo relativo a la formación pedagógica recibida como en la preparación práctica, el profesorado español declara que su formación inicial ha sido insuficiente (44,3% en pedagogía y 44% en práctica frente al 69,6% y 67,1% respectivamente de la media de la OCDE).

 

panorama de la educacion 2014_3Este hecho es crucial pues indica un déficit formativo inicial que puede marcar el desarrollo posterior y la carrera docente del profesorado. Sin duda, este dato puede relacionarse con la percepción, apoyada en evidencias, de la falta de innovación metodológica de una parte muy considerable del profesorado español, anclado en métodos tradicionales, transmisivos y poco creativos. Desde luego, la situación actual con recortes económicos, aumento de ratios, cambios legislativos, falta de incentivos a la innovación, etc. no va a ayudar a cambiar esta situación. Es preciso apostar por una formación integral del profesorado, por una adecuada selección del mismo, por un profesorado innovador, que fomente la creatividad, el pensamiento crítico entre su alumnado. Pero sobre todo, es preciso tomarse en serio la educación y no hacer reformas cada dos por tres al socaire de cualquier cambio político coyuntural. Y, por lo que a nosotros, el profesorado,respecta, se hace preciso reinventarnos como docentes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s