Publicado en General, Geografía

Los conflictos por el agua. Etiopia, Egipto y el Nilo.

El pasado día 22 de marzo celebrábamos el Día Mundial del Agua que, como indicamos, este año se dedicaba a esa estrecha relación entre Agua y Energía. Pues bien, en estos días no paro de leer noticias acerca del megaproyecto presentado por Etiopia de la construcción de la presa del Gran Renacimiento sobre el Nilo Azul, un proyecto de unos 3.700 millones de euros y que generará 5.000 megavatios de electricidad, lo que cubriría las necesidades de electricidad del país y lo convertiría, además, en exportador de energía. Las obras están previstas que finalicen en 2016.

Como cabría esperar, el proyecto ha levantado una extraordinaria polémica entre sus vecinos, Sudán y Egipto, sobre todo. No hay acuerdos entre estos países. Los únicos acuerdos internacionales que existen en torno al uso y aprovechamiento de las aguas del Nilo datan de 1924 y 1959, establecidos por el Reino Unido y que, claramente, favorecían los derechos de sus dos antiguas posesiones, Egipto y Sudán. En 1999  se creó la denominada Iniciativa de la Cuenca del Nilo (Nile Basin Iniciative), una organización intergubernamental, que integra a todos los países  que forman la cuenca del Nilo y cuyos objetivos son gestionar equitativa y sosteniblemente el desarrollo de los recursos hídricos con el fin de garantizar la seguridad y paz entre los Estados; garantizar la cooperación entre los países ribereños; promover la integración económica; asegurarse de la ejecución de los proyectos hasta su finalización. A pesar de los esfuerzos realizados, de numerosas reuniones y conferencias internacionales, la organización no ha conseguido establecer un tratado definitivo sobre el uso y los derechos de las aguas del Nilo, principalmente, por la oposición de Egipto y Sudán (perderían los derechos que adquirieron en el tratado de 1959).

Pero, además del conflicto económico y político, tenemos que considerar los impactos medioambientales que este proyecto (y los que le pueden suceder hasta un total de 4) pueden ocasionar. El conflicto está servido: Egipto ve peligrar su principal fuente de ingresos (agricultura, energía, transporte y turismo), Sudán se muestra receloso y Etiopia dice que su proyecto no perjudica a sus países vecinos.  Sin embargo, como indicaba Peter H. Gleick  en el artículo “Amarga Agua Dulce: Los conflictos por recursos hídricos” (Revista Ecología Política, Nº 8 (1995) p. 87):

El agua y los sistemas de abastecimiento que son compartidos han estado en la raíz, y han sido medio y causa de guerras. El acceso a suministros de agua compartidos ha llegado a ser interrumpido por razones políticas y militares. Los sistemas de suministro han sido utilizados como instrumento y objetivos bélicos. Las fuentes de provisión han formado parte de las metas del expansionismo militar. Y la desigualdad en el uso del recurso ha sido fuente de fricciones y tensiones internacionales.

Los conflictos entre países por la posesión de tan preciado y escaso recurso son, como añade este autor, más intensos cuando afectan a países en vías de desarrollo, por que atañen a cuestiones cruciales para la supervivencia y son difíciles de suplir o complementar. Todos los países implicados tienen graves problemas de acceso al agua, por lo que el problema puede ir agudizándose conforme Etiopia reduzca los aportes del Nilo Azul al Nilo con la consiguiente merma en los recursos para sus vecinos. Pero, es más, el cambio climático puede aportar otro factor de tensión al conflicto: la reducción de las precipitaciones está causando, también, una disminución de los caudales de los ríos de la región. Finalmente, están los intereses de otras potencias no presentes en el área directamente. Numerosos intereses (muchos de ellos ocultos) pueden desembocar en un incremento de la tensión en la cuenca del Nilo. Las posturas son, a fecha de hoy, irreconciliables. ¿Todo esto puede desembocar en una guerra entre estos países?

Desde el punto de vista didáctico, tenemos un magnífico tema para ser tratado en clase, un proyecto de trabajo con grandes posibilidades, tanto por su perspectiva histórica como geográfica: agua, conflictos por los recursos, subdesarrollo, colonización-descolonización-neocolonización, etc. Muchos frentes que podemos considerar. Toda una propuesta.

Más información:

Y un vídeo de gran interés que resume todo esta polémica.

Anuncios

Un comentario sobre “Los conflictos por el agua. Etiopia, Egipto y el Nilo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s