Publicado en Didáctica, Educación, General

26 Aspectos destacables del Sistema Educativo de Finlandia.


Sobre el sistema Educativo finlandés, sus virtudes, sus logros, sus características, no para de hablarse. Su éxito es avalado por todos los informes internacionales. Un sistema educativo peculiar, difícil de trasladar a otras sociedades, pero del que podemos aprender mucho. En la página businessinsider”  aparece un excelente resumen de los 27 aspectos más destacables del sistema educativo finés. El resumen lo han realizado a partir de múltiples fuentes, artículos, estudios, etc., principalmente de la página “Smithsonian.com“,  en la que el especialista en educación de la Escuela de Periodismo de Columbia Lynnell Hancock y el fotógrafo Stuart Conway, realizan un minucioso estudio de esas características peculiares del Sistema finlandés que lo hacen único. Ahora que desde las administraciones públicas se aboga por los recortes en educación, el apoyo a los centros concertados (demencial, con argumentos como que sale más barata que la pública), la penalización del profesorado, las invocaciones a modelos educativos regresivos, la búsqueda de una más que dudosa “excelencia”, etc.,, convendría echarle un vistazo a ese modelo educativo que, entre otras muchos rasgos, destaca por los siguientes:

  • La escolarización comienza a partir de los 7 años.
  • Modelos particulares de evaluación e integración del alumnado.
  • Apoyo continuo al alumnado desde los primeros años de escolarización, lo que hace que la diferencias entre los alumnos sean las menores del todo el mundo.
  • Todos los alumnos, independientemente de su nivel, estudian en las mismas aulas.
  • Grupos más pequeños para, por ejemplo, realizar clases verdaderamente prácticas.
  • Estricto proceso de selección del profesorado (siempre entre los mejores expedientes universitarios).
  • El profesorado sólo pasa 4 horas diarias en las aulas y dedican 2 semanales para su desarrollo profesional.
  • Alta consideración social del profesorado, basado, fundamentalmente, en la confianza.
  • El sistema finlandés es financiado al 100% por el Estado.
  • El curriculum nacional consiste, solamente, en indicaciones generales. El desarrollo del mismo está a cargo de las escuelas.

En definitiva, otra interesante aportación para la reflexión sobre las bondades de este sistema educativo al que tanto se mira y estudia pero del que parece que no se quiere aprender nada, al menos, en nuestro país, tal y como demuestran nuestras “autoridades educativas“.