Publicado en Ecología, General, Geografía

2011, Año Internacional de los Bosques.

El pasado año 2010 fue declarado por Naciones Unidas  como el Año Internacional de la Biodiversidad. El presente  2011 será el Año Internacional de los Bosques. Con esta declaración

Naciones Unidas pretende concienciar a la sociedad sobre los problemas que sufren los recursos forestales de todo el planeta y frenar, en al medida de sus posibilidades, su irreversible deterioro. Algunas cifras son demoledoras: cada año desaparecen más de 13 millones de hectáreas de bosques en todo el mundo, una superficie equivalente a la cuarta parte de la Península Ibérica. Las causas de esta catástrofe ecológica son claras y por todos conocidas: la sobreexplotación de los bosques, la tala ilegal ligada al comercial ilegal de maderas exóticas, la conversión de superficie arbolada en tierras agrícolas (agrocombustibles) y ganaderas, la gestión inadecuada de la superficie forestal, la creación de asentamientos humanos, las explotaciones mineras y petrolíferas, la construcción de embalses y carreteras, las especies invasoras, los incendios forestales (particularmente impactante en España, en la que, según cifras del Ministerio de Medio Ambiente, ha habido 18.626 incendios forestales al año de media en la última década, lo que implicaría una superficie quemada de 123.441 hectáreas anuales de media: otra impresionante catástrofe), la contaminación atmosférica, etc…

Campo de soja en la Amazonía. Fuente: Greenpeace.

Según Greenpeace, el problema de los espacios forestales se agudiza cuando hablamos de los bosques primarios o vírgenes de los que el 80% ha desaparecido y el resto está en grave peligro.

En España, según un reciente informe redactado por expertos de la organización ecologista WWF y de la Universidad Autónoma de Madrid, coordinado por el profesor Helios Sainz titulado “Los bosques que nos quedan. Propuestas para su restauración“, la mitad de la superficie forestal española está desarbolada y la actividad humana amenaza la calidad biológica de los bosques que perviven. La superficie arbolada remanente es de 13,1 millones de hectáreas, esto es, el 29% de la potencial. Y señalan que “A pesar del abandono de actividades tradicionales en determinadas regiones, que años atrás supusieron la destrucción de bosques (ganadería extensiva, agricultura, etc.), y de los incrementos que recogen los inventarios nacionales, la superficie forestal está altamente deteriorada”.

Además, añade el informe que, aunque la superficie de espacios protegidos ha aumentado considerablemente en los últimos diez años (el 47,6% de los bosques ibérico-baleáricos y el 87,3% de los canarios están incluidos en espacios de la red Natura 2000) “este incremento en la protección no se ha traducido en una mejora de su calidad biológica. En este sentido, tan sólo se ha contrastado que el 1% de los hábitats españoles está en un estado de conservación favorable, según la información enviada por el Gobierno español a la Comisión Europea en 2009 para cumplir con el artículo 17 de la Directiva Hábitat”. También se señalan los problemas derivados de la deforestación de amplios espacios, la discontinuidad de los existentes, etc.

Según los datos de este informe, se necesitarían restaurar unos 2.680.000 has. para alcanzar el 30% de superficie forestal: esto implicaría plantar 2000 millones de árboles en los próximos 20 años. Frente a esto, el Gobierno preveía en esta legislatura plantar 45 millones de árboles en cinco años para cubrir 60.000 hectáreas, con una inversión de 90 millones y la creación de 3.000 puestos laborales, esta propuesta requiere de una inversión de 4.000 millones de euros y generaría 150.000 nuevos empleos. Veremos en lo que queda, dada la situación económica que arrastramos. A pesar de esto, España es el segundo país en el mundo, tras China, en repoblación forestal.

Desde nuestra posición docente, es importante realizar una labor de enseñanza,  divulgación y concienciación sobre la importancia de estos espacios, sobre todo en un ámbito especialmente frágil como es el mediterráneo. En la red hay numerosas propuestas, unidades didácticas de gran interés como “Un mar de bosques” o “Un paseo didáctico por los bosques primarios“, con los que poder trabajar este tema esencial para todos.

Anuncios

4 comentarios sobre “2011, Año Internacional de los Bosques.

  1. Soy docente en secundaria y UTU en Uruguay, y hemos tomado el año internacional de los bosques como eje temático de este año, para trabajar en proyecto con la comunidad educativa.
    Ojalá se pueda desde la educación concientizar a los chicos, adolescentes y jóvenes de la problemática que vivimos y se puedan cambiar conductas.
    Gracias por la lucha continua.

    1. En esta lucha estamos. Es una magnífica idea y seguramente estaréis haciendo un gran trabajo que sería muy positivo dar a conocer. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s