Publicado en CEP, Cursos, General

Comienza el nuevo curso 2010/11.

Comenzamos un nuevo curso y, para no caer en el tópico, no diré eso de… y con energías renovadas. Comenzamos y ya está. Este nuevo curso se inicia con una serie de cambios, fundamentalmente “técnicos”, de cierta transcendencia e importancia. La aprobación del nuevo reglamento orgánico de funcionamiento de los centros de Secundaria va a influir en nuestro trabajo. Así, merced a este decreto, se crea la figura del Jefe de Departamento de Formación e Innovación, que será nuestro enlace con los centros, un referente al cual dirigirnos para detectar las necesidades formativas en sus centros. Además de esta figura, este nuevo departamento contará con representación del Departamento de Orientación y de cada una de los ámbitos educativos: sociolingüístico, científico-tecnológico, artístico y de formación profesional. Es cierto que, como el resto del decreto, no va a levantar precisamente  pasiones en los centros, como pudimos constatar en las fases previas de elaboración del mismo, con un congreso por medio, incluso, en el que se debatieron estas propuestas de reforma, con mucha inquietud por parte del profesorado.

Personalmente, considero un gran acierto la creación de este departamento, por que, como podemos ver en el decreto, lo carga de una serie de funciones interesantes, como potenciador de la formación, detección de buenas prácticas educativas, fomento de la innovación y evaluación en los centros, etc. El funcionamiento del mismo, como en todo,dependerá del interés que la dirección, que es la que designa al jefe de Departamento, ponga en este sentido, de los propios encargados de esta misión (dedicación, motivación, interés) y de la consideración que el resto del claustro le tenga a este departamento y a lo que puede significar. Sin esto, todo será, una vez más, y ya van unas cuantas, un nuevo brindis al sol.

Por otro lado, los cambios que desde Sevilla se van a introducir en las distintas modalidades formativas, grupos de trabajo y formaciones en centros, el uso de la plataforma Colabora, la gestión de la formación a través de Séneca, etc., también nos van a afectar. El año pasado ya lo notamos con la caída del número de actividades formativas, de grupos de trabajo y formaciones en centros. Este curso, creemos, que será mayor la incidencia de estos cambios que, por otro lado, no parecen tener una claras directrices desde la Consejería. Igualmente, la reducción presupuestaria repercutirá en nuestra labor: menos actividades presenciales que deberán ser sustituidas por más labor “de campo“. Efectivamente, como no cabía esperar de otra forma, también los recortes nos han llegado.

Todas estos cambios están provocado un replanteamiento de nuestros planes para este curso, reduciendo el número de actividades y, sobre todo, priorizándolas. Por mi parte, vamos a seguir trabajando en las líneas formativas que creemos imprescindibles como son la didáctica del paisaje, la educación patrimonial, las competencias y las ciencias sociales, las TIC’s. Para poder hacer otras actividades, seguiremos colaborando con otras instituciones, Aula de Historia, Universidad, etc. Todo por mantener, lo más dignamente posible, el esquema básico de funcionamiento de esta asesoría. Próximamente, cuando se apruebe el plan de actuación, indicaremos las actividades que vamos a realizar desde la  asesoría.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s