Publicado en General, Opinión

Sobre la crisis económica. Explicaciones heterodoxas y mala leche.

La crisis económica se agudiza y las soluciones a la misma no parecen claras (sobre todo para el lado débil de la economía) si bien todas las propuestas inciden en un ineludible recorte del gasto público, un reajuste del gasto social para intentar salvar “los muebles”. Las medidas que desde el gobierno de España se han propuesta son duras e inciden, sobre manera, en las clases medias y populares, precisamente, las que no han provocado la crisis, una vez que el sistema financiero (que si la provocó) tiene sus espaldas cubiertas por las inyecciones masivas de dinero público.  Pero la cuestión es saber si con estas medidas será suficiente para evitar la catástrofe que nos pronostican algunos de los gurús de la economía. Es más, algunos economistas de cierto “prestigio” (Eduard Hugh) abogan por endurecer aún más las medidas recortando los salarios hasta un 20%. Nada dicen de los beneficios de la banca que, una vez saneadas sus cuentas, vuelven a tener ingentes beneficios y a hacer de las suyas.

Ante estas propuestas, con muy mala leche, se apuntan algunas explicaciones que podemos llamar, en el mejor sentido de la palabra, heterodoxas, aquellas que no rinden irremediablemente sus armas a ese espectro denominado “mercados” tal y como aporta el historiador Santiago Lupe.

También surgen otras voces, muy reputadas y a crditadas que sugieren otras formas de hacer frente a la crisis, nada ortodoxas, como el premio Nobel de economía Joseph Stiglitz, quien pone en duda las soluciones planteadas en estos momentos y, entre otras cosas, propone la eliminación de las agencias de calificación de riegos.

Por otr parte, y desde el lado que nos toca, en esta lluvia de propuestas de solución a la crisis que estamos teniendo, me llegó hace unos días un correo en el que se presentaba un “decálogo de 9 medidas” que desde el sector educativo se podrían llevar a la práctica antes de proceder al recorte de sueldo (¿porqué no se hicieron antes estaspropuestas?). En estas 9 medidas se hace alusión a los ordenadores personales entregados a los alumnos/as, libros de texto gratuitos, a la supresión de becas, sindicatos, actividades extraescolares, etc., Pero hay dos que, aunque no merecen mucho comentario, si las voy a resaltar porque manifiestan el talante y el pensamiento de una parte, nada despreciable, del profesorado. Por un lado, se aboga por la eliminación de los programas educativos, centros del profesorado y cursos promovidos por los sindicatos y  “pedimos (¿quien?) que se potencie la formación del profesorado a través de internet y que se valoren los excelentes materiales cedidos de forma gratuita por los auténticos  profesionales de la enseñanza y que en nada se parecen a los que nos ofertan“. A estos anónimos “compañeros” les podría dar hasta la razón en la primera parte de su propuesta: ¿pasaría algo si se suprimieran los CEP’s?. Pues igual no, ya que tan bien funciona la formación inicial del profesorado (masters de Secundaria) que dota al futuro profesor de herramientas didácticas para muchos años de ejercicio profesional, espíritu de innovación y renovación de métodos y planteamientos didácticos (¿o igualtambién piensan que esto no es necesario). Además, todos sabemos que el mismo profesorado realiza un adecuado proceso de autoformación  a través de internet (como también ha puesto de manifiesto la aplicación del Proyecto Escuela TIC 2.0). Pero lo que no estoy dispuesto a pasar es eso de los “auténticos profesionales de la enseñanza“: ¿quién, ellos, los redactores de este decálogo de 9 medidas?. ¿Qué entienden por “auténticos profesionales“? ¿los demás que somos, entonces?. ¿Ellos ofrecen gratuitamente sus excelentes (modestia a parte) materiales? ¿En dónde están?. Dadme una dirección, un algo, para apreciar dichos materiales.

Por otro lado, se rechazan las pruebas de diagnóstico por que “La enfermedad la conocemos a la perfección a través de las evaluaciones (¡aterrador fracaso escolar!), lo que hace falta es poner el remedio“. Efectivamente, la enfermedad la conocemos: ¿qué haceís vosotros para evitarla?. ¿No será que hay miedo a ser evaluados?. Claro que hay que poner remedio: para eso se hacen las pruebas de diagnóstico, para detectar los errores y proponer soluciones. Otra cosa es que no estén todo lo bien planteadas que debieran o que no se realice un adecuado y valiente diagnóstico a través de los resultados de dichas pruebas. Pero que son necesarias, yo creo que sí. No hay cultura de la evaluación en este país y parece que nos resistimos a ello.

En fin. Podría decir que no vale la pena comentar el correo, las “propuestas” que se ofrecen para evitar el “despilfarro“, pero estoy viendo que esta cuestión está cundiendo entre los compañeros y compañeras ahora que se anuncian recortes. Yo creo que las cosas no deben de ir por ese camino, que hay otras medidas y que no siempre debe pagar el lado débil de la sociedad, pero cargando contra los demás tampoco solucionamos nada.

Anuncios

2 comentarios sobre “Sobre la crisis económica. Explicaciones heterodoxas y mala leche.

  1. Tras lo que ocurrió apenas en una semana (tras las numerosas críticas de varios blog de historia y arte, esos planetas blog parecen haber desaparecido), creo que tienen la oportunidad perfecta para que el de geografía que aún permanece no tenga el mismo destino.
    Y es que lo que molesta (y en el fondo es un verdadero atentado ante los derechos intelectuales del autor, más aún viniendo desde un organismo oficial) es que el artículo salga reflejado integramente, sin incluir siquiera su procedencia.
    En otros planetas blog la operación se hace de una forma mucho más elegante que informa de la misma manera (pues permite crear un histórico de artículos y dar a conocer a la comunidad educativa los trabajaos de otros compañeros). Se trata de hacer simplemente la captura de las cinco o diez líneas del artículos dando la posibilidad del enlace para LEER MÁS
    De esta manera todos saldríamos ganando: los autores reciben sus visitas en sus propios blog (PUES ELLOS SON LOS VERDADEROS CREADORES DE LOS CONTENIDOS), se informa al resto de la comunidad de la existencia de los mismos, creando un interesante lugar para compartir ideas (Y NO SIMPLEMENTE COPIARLAS, COMO EN LA ACTUALIDAD SE HACE)
    Espero su contestación para saber si van a implementar esta idea o cualquier otra que sirva para permitir libre información sin atentar contra la propiedad intelectual

    1. Estimado compañero:
      La verdad es que no he seguido al detalle esta polémica que, personalmente, considero, bastante absurda. Respetable por los argumentos que se han esgrimido, pero absurda. En lo que concierne al planeta creado por mi, dado el cariz que está tomando el asunto, estoy más por eliminarlo que de continuar con él. La idea, como le indique, la consideraba muy positiva, sin ver el trasfondo que han visto otros. Pero los cañonazos lanzados por algunos son de tal calibre que, creo, se han pasado varios pueblos (y comunidades autónomas). He considerado la opción más “legal”, adecuada, que sería la de pedir permiso a los autores, pero por falta de tiempo, no lo he hecho todavía. Estaba esperando al verano para darle forma definitiva y hacerlo, pero, repito, dado el cariz del tema, creo que lo eliminaré en los próximos días. Sigo pensando que la idea es buena, bien intencionada, pero por lo visto otros no lo ven igual.
      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s