Publicado en Cursos, Didáctica

Formación del profesorado en prácticas.

La semana pasada realizamos las dos últimas sesiones del curso de profe1formación del profesorado en prácticas. Estas sesiones han sido dedicadas a la especialidad: Ciencias Sociales, Geografía e Historia. Estaban destinadas al profesorado que ha aprobado la oposición y presentaba menos de dos años de experiencia docente previa. El resto no ha tenido que hacer este módulo, limitándose su formación a dos sesiones de tres horas cada una: total, que  más del 80% del profesorado que ha superado la oposición se ha limitado a recibir 6 horas de formación. Se supone que la experiencia, que es un mérito, exonera a este colectivo de hacer el resto del curso.

Cabría preguntarnos si esta formación es la adecuada, la suficiente y la necesaria para conseguir un profesorado bien preparada, actualizado en todos los aspectos (científico, didáctico, pedagógico, afectivo, etc.) para hacer frente a los retos que tenemos encima (y  a los que están por llegar). Desde mi punto de vista no a todo. Yo creo que una adecuada formación no se puede despachar con 2 sesiones (a pesar de la experiencia, que no lo es todo en educación) ni con 8 al nuevo profesorado. Se precisan nuevas formas, en las que, junto a los aspectos teóricos, tengamos una adecuada práctica, un buen seguimiento o acompañamiento del profesorado novel a cargo de profesionales de prestigio que acompañen a estos nuevos profesores en sus primeros momentos. Además, debemos tener una formación en profundidad que abarque todos los aspectos de la función docente, desde el pedagógico, al didáctico, al científico, al burocrático, etc. Una formación que supla las deficiencias iniciales que el CAP (esa gran impostura) no ha logrado  solucionar (¿lo haré en Master en Secundaria que se intenta crear o será simplemente, un CAP extendido, otro intento vano, pero muy provechoso para la Universidad?). No podemos basarlo todo en la buena predisposición del profesorado, en las capacidades innatas, ni en el efecto imitación, ni en nada de esto. Un buen profesorado requiere de unas sólidad bases, una buena formación inicial y una formación continúa de calidad que dote al profesorado de las adecuadas herramientas docentes.

Las sesiones de la especialidad fueron impartidas, por el que suscribe este artículo y por el profesor del IES “AverroesFernando López Montilla. En la primera sesión intenté dar algunas de las claves de lo que, para mi, debe ser una adecuada formación del profesorado. Ésta debe basarse en cuatro pilares:

  • Formación pedagógica.
  • Formación didáctica.
  • Formación científica.
  • Conocimiento del entorno.

A continuación añado la presentación en impress que me sirvió de guía. Ni mucho menos es todo lo que se podía decir, pero si pretendía sentar las bases para despertar las inquietudes formativas en este profesorado.

Fernando López Montilla introdujo la programación en competencias. La  presentación que utilizó en su exposición es la siguiente:

El tema lo vamos a desarrollar en el siguiente post. Da mucho de sí.

Anuncios

Un comentario sobre “Formación del profesorado en prácticas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s