Publicado en Arte, Cursos, Patrimonio

Itinerarios histórico-artísticos (IV). El Centro

El pasado jueves día 30 de octubre realizamos el cuarto itinerario histórico-artístico por la ciudad de Córdoba. Esta vez tuvo como eje del recorrido el Centro. A pesar de la lluvía, que impidió que realizáramos todo lo previsto, si pudimos recorrer y glosar algunos aspectos fundamentales del corazón de la ciudad. Comenzamos en los Jardines de Colón donde D. Manuel García Parody nos habló del origen de estos jardines relacionándolos con la creación de los dos grupos escolares existentes en sus cercanías, esto es, el Colegio Ferroviario, obra de Francisco Alonso Martos, inaugurado en 1932 por el Presidente de la República Niceto Alcalá Zamora y por Indalecio Prieto, ministro de Obras Públicas, y el Grupo Colón, obra de Francisco Azorín Izquierdo (1926-1931), que formó parte del proyecto de construcción de centros escolares de la ciudad que él mismo promovió como concejal del Ayuntamiento con el que se pretendía aliviar el enorme déficit de plazas escolares existentes en Córdoba. En los mismos jardines contemplamos la mezquita denominada “El Morabito” y la Torre de la Malmuerta (con una curiosa leyenda sobre su nombre). Posteriormente, nos situamos frente al magnífico Convento de la Merced, actual sede de la Diputación Provincial y uno de los mejores exponentes del Barroco andaluz, obra de Francisco Hurtado Izquierdo.
Desde aquí recorrimos la Ronda de los Tejares y las calles Doce de Octubre y Reyes Católicos en las que pudimos comentar los edificios de estilo modernista (por ejemplo, el Colegio de Arquitectos o los situados en el cruce con Ronda de los Tejares, el Banco de España, el Gran Teatro, etc.) que se construyeron en este primer ensanche de la ciudad hacia la línea del ferrocarril. En el Bulevar del Gran Capitán, una de las principales arterias cordobesas, nos detuvimos para comentar los primeros momentos del Alzamiento Militar de 1936 y el comienzo de la Guerra Civil en Córdoba.

Posteriormente, nos detuvimos frente a la Real Colegiata de San Hipólito, lugar de enterramiento de los reyes Fernando IV y Alfonso XI, que constituye uno de los templos de mayor interés de la ciudad. Debido a la lluvia, suspendimos el resto del itinerario. No obstante, si quisiera comentar lo que nos quedó por ver, para lo que utilizaré el texto proporcionado por el ponente.

En el mismo Bulevar está otra de las iglesias fernandinas, la de San Nicolás de la Villa, con la hermosa torre del siglo XV. A sus espaldas recordaremos el urbanismo de calles estrechas y plazas recoletas, como las de San Nicolás, Ramón y Cajal y Doctor Luque. De nuevo se apreciará la huella de la aristocracia cordobesa en lo que queda del Hospital de Antón Cabrera y en la casa de los Venegas Hinestrosas, actualmente sedes de las delegaciones de Gobernación y de Defensa. Y de nuevo se evocará la leyenda –como antes en la Malmuerta- en la calle de Valdés Leal, conocida como de Abrazamozas. Las calles de Sevilla y Málaga nos permitirán encaminarnos hacia la Plaza de las Tendillas, verdadero corazón de Córdoba. Contemplaremos sus emblemáticos edificios y la estatua ecuestre del Gran Capitán, la obra de Mateo Inurria que, con su aire de entre torero y condottiero, ha sido el mudo testigo de infinidad de acontecimientos ciudadanos. Desde su espacio hoy peatonalizado marcharemos a la calle Claudio Marcelo, o calle Nueva, con sus edificios modernistas, y por García Lovera llegaremos frente a la fachada de la sede del Círculo de la Amistad, casino de la burguesía cordobesa desde mediados del siglo XIX y centro de buena parte de la vida intelectual de la ciudad. Recorreremos la calle donde su ubica, la de Alfonso XIII, y nos detendremos en la exquisita plaza de las Capuchinas antes de dirigirnos hacia la iglesia fernandina de San Miguel, una de las mejor conservadas de Córdoba. La calle de San Álvaro nos permitirá entrar en la calle de Cruz Conde, durante mucho tiempo la gran arteria comercial de la ciudad y punto final de nuestro itinerario.

También en las inmediaciones del Centro podemos recorrer el Paseo de la Victoria, con los Jardines de la Agricultura, las estatuas de Julio Romero de Torres y del Duque de Rivas (obra de Mariano Benlliure), algunos ejemplos de la arquitectura del hierro, la Pérgola o el edificio de la antigua Facultad de Veterinaria, hoy Rectorado de la Universidad de Córdoba, obra de D. Gonzalo Domínguez Espúñez, en un estilo historicista neomudéjar de gran belleza.

El último itinerario tendrá lugar el próximo jueves día 6 de noviembre y comenzaremos en la Puerta de Sevilla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s