Publicado en Arte, Cursos, Patrimonio

Itinerarios histórico-artísticos. La Villa.

En el segundo itinerario histórico-artístico por el patrimonio cordobés hemos recorrido parte de lo que se ha venido en llamar la “Villa” o la “Medina, partiendo de la Plaza de la Trinidad y finalizando en la Virgen de los Faroles en la Mezquita.

Comenzamos el itinerario en la Plaza de la Trinidad en la que podemos observar desde la iglesia que da nombre a la plaza, obra del arquitecto Francisco Hurtado Izquierdo, en cuya fachada aparecen unas de las primeras columnas salomónicas realizadas en Córdoba, al monumento a Góngora o la Escuela de Artes y oficios “Mateo Inurria”. Pasamos posteriormente a la Plaza de San Juan en la que, junto a la iglesia del mismo nombre, podemos ver los restos de un alminar. Aquí glosamos la figura de Leopoldo de Austria, personaje de gran significación en la Córdoba del siglo XVI. Por la calle Barroso, que corre por donde estuvo el antiguo Cardo Máximo de la ciudad romana, contemplamos la casa del Duque de Rivas, el convento de Santa Ana y el Conservatorio. Desde allí, por la calle Juan Valera llegamos a la extraordinaria Iglesia de Santa Victoria y la plaza de la Compañía. Por la estrecha calle del Reloj caminaremos hacia la de
Ambrosio de Morales, en paralelo por la antigua muralla que separaba la Villa de la Axerquia. En esta calle se sitúan algunas instituciones cordebesas de gran renombre  como el Teatro Cómico, la Real Academia de Historia de Córdoba o el Convento del Corpus Christi, hoy sede de la Fundación Antonio Gala. Camino de la Plaza de Jerónimo Páez, nos detuvimos junto a la que se considera Casa de Séneca, lo que dio pie para hablar de la Córdoba romana. La Plaza de Jerónimo Páez es uno de los enclaves de mayor belleza del recorrido, ya que, en ella se puede atestiguar toda la historia de Córdoba, desde su época romana, hasta el siglo XX. En ella nos encontramos el Museo Arqueológico, el palacete de los Burgos, la Casa del Judío, la Cuesta de Pero Mato (personaje curioso este Pero mato, cuya historia nos fue contada), etc. Seguimos el itinerario por la calle Cabezas (leyenda de los Siete Infantes de Lara) y el antiguo convento de Santa Clara, en el que se habló de las nuevas teorías acerca de los primeros años de la presencia musulmana en la península. Continuamos por la calle de la Encarnación, con sus conventos y oratorios, para finalizar en la Mezquita junto al cuadro de “La Virgen de los Faroles“. Sin duda, un recorrido de gran interés y belleza.

Añado un montaje con algunas de las fotografías del recorrido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s