Publicado en Competencias, Didáctica, Geografía, Historia

La Competencia Digital y las Ciencias Sociales (III).

Para responder a la pregunta que dejamos en el apunte anterior, esto es, ¿cómo integrar la competencia digital en el curriculum del ámbito?, debemos de partir de un premisa fundamental: todas las posibilidades que hemos indicado que pueden aportar las TIC’s se quedarían en prácticamente nada sin un sólido planteamiento didáctico y sin una adecuada integración en el curriculum de las diferentes asignaturas y en las programaciones de aula. Si se analizasen adecuadamente el impacto de las TIC’s en nuestras aulas, y de manera específica, en nuestro ámbito de las Ciencias Sociales, veríamos como, en general, dicha introducción no ha supuesto un cambio realmente significativo en los procesos de enseñanza-aprendizaje. Para que esa integración surta los efectos oportunos, creemos que la actitud y la formación del profesorado son decisivas.

La actitud favorable al uso de las TIC’s, debía, como el valor en los toreros, darse por sentada. Es una respuesta personal que todo profesional interesado en la innovación debía tener asumido.Pero, por otro lado, somos de la opinión que un conocimiento más intenso de estas herramientas servirá como elemento motivador del profesorado.

La formación debe dotar al docente de las competencias necesarias para manejar los medios técnicos disponibles en nuestros centros pero, además, debe dotarlo del bagaje preciso sobre el uso didáctico de tales medios. Se trata, por lo tanto, de conocer las TIC’s pero también conocer sus posibilidades didácticas para desarrollar metodologías más activas, más participativas, que atiendan a la diversidad, etc.

Centrándonos en la integración de las TIC’s en el curriculum y siguiendo al profesor Pere Marquès (“Factores a considerar para una buena integración de las TIC en los centros”, 2001, revisión de 2004) creemos que esta se realiza a tres niveles:

  • Alfabetización en TIC: hace referencia al conjunto de conocimientos teóricos, prácticos y actitudinales relacionados con el aprendizaje del uso de los ordenadores, de los programas de uso general, herramientas de comunicación, etc.
  • Aplicaciones específicas en cada materia, bien como fuente de información y documentación (base de datos) o con el uso de programas específicos, páginas web de interés para el ámbito, etc.
  • Aprovechamiento didáctico de los recursos educativos que proporcionan las TIC para facilitar los procesos de enseñanza y aprendizaje de cada asignatura. Es, tal vez, la más interesante aunque requiere un nivel de dominio más elevado. Se refiere al uso de programas constructores de actividades, tipo jclic, Hot Potatoes, Neobook, etc, o a la creación de sitios web de interés docentes (tipo blogs, wiki, herramientas web 2.0).

Teniendo en cuenta lo anterior, la integración de las TIC’s en las asignaturas del ámbito de las Ciencias Sociales se podría realizar de tres formas:

  1. Puntualmente, en aquellos temas en los que el uso de las TIC’s pudiera ser relevante. Por ejemplo, desde el uso de la hoja de cálculo para la elaboración de un climograma,a la elaboración de un power point en Arte o una webquest en Historia (ejemplo). (Ver también este enlace Aulatic)
  2. Sistemáticamente, considerando las aportaciones de las TIC’s para cada tema, sus aplicaciones, recursos didácticos disponibles, etc. Ejemplo: El Paisaje en Geografía.
  3. De manera sistemática e instrumental para el estudio de cada tema. Este sería el caso más complejo puesto que supone el desarrollar cada tema mediante el uso de las TIC. Esta forma de integración supondría, según Marquès, trabajar a partir de actividades (y proyectos) que consideren el uso de estos recursos y el aprovechamiento de las demás funcionalidades que aportan las nuevas tecnologías (instrumento para la busca y proceso de la información, canal de comunicación, entorno social de relación…). Este sería el paso definitivo para adquirir la competencia digital.

En definitiva, creemos que el éxito de la integración de las TIC’s en el curriculum y, por extensión práctica, en nuestro ámbito, dependerá, no sólo de aspectos materiales (dotación de los centros), sino de una serie de factores organizativos, actitudinales y formativos del profesorado. Pero, sin duda, sólo a partir del convencimiento del profesorado sobre interés (y la utilidad) de estas nuevas tecnologías se podrá avanzar en el cambio pedagógico que precisamos de cara a realizar un tipo de aprendizaje más creativo y útil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s